Deprecated: class-phpmailer.php is deprecated since version 5.5.0! Use wp-includes/PHPMailer/PHPMailer.php instead. The PHPMailer class has been moved to wp-includes/PHPMailer subdirectory and now uses the PHPMailer\PHPMailer namespace. in /var/www/wp-includes/functions.php on line 5051
Yarilis Tovar, nutricionista clínico del Hospital Universitario de Caracas | VOYZES

Yarilis Tovar, nutricionista clínico del Hospital Universitario de Caracas

Descripción

Yarilis Tovar

Nutricionista clínico adjunta al Servicio de Infectología del Hospital Universitario de Caracas

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Armando Altuve

Nombre del entrevistado: Yarilis Tovar

Fecha de nacimiento: No informa

Edad al momento de la entrevista: No informa

Género: Femenino

Nivel de educación: Postgrado

Ciudad: Caracas

Municipio: Libertador

Estado: Distrito Capital

Región: Capital

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: No

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: No aplica

Temas de derechos humanos relacionados: Salud/Alimentación

Tipo de violencia (si aplica): Física, social, política, económica

Agresor: No aplica

Consecuencias de los hechos relatados: Físicas, salud mental y conductual, enfermedades crónicas

Transcripción

¿Cuál es la situación del hospital con respecto a la alimentación de los pacientes?

El Hospital Universitario de Caracas, en sus buenos momentos, nuestra bandeja hospitalaria proporcionaba un promedio calórico de 2.300 hasta 2.700 calorías al día, o sea, nosotros dábamos en el desayuno cereal con leche y el acompañante, ya sea pan, arepa y queso y el postre, y buenísimo. Eso empezó a mermar hasta el punto en que nuestro desayuno es cereal en agua, como crema de arroz o chicha de arroz sin leche. Cuando llegan los donativos por parte del hospital, a veces porque compran, se les coloca leche, pero una cantidad muy poco. El deber ser es que sea una taza de leche por paciente, pero ahora se le da un cuarto. El aporte proteico con respecto a lo que deben recibir es muy bajo, se le da arepa sola o arepa dulce, no hay merienda, el almuerzo desde hace tres años, pero este año ha sido súper difícil, y va a la par de lo que está pasando fuera con respecto a la escasez de alimentos, el carbohidrato, ya sea arroz o pasta, y granos, caraotas o lentejas, no hay vegetales, no hay carnes, no hay pollo, no hay pescado, no hay queso, no hay huevos, que son las fuentes de proteínas de alta calidad, no hay frutas tampoco, entonces, allí tenemos una disminución con respecto al aporte de minerales, vitaminas y fibras, no estamos proporcionado las proteínas de alta calidad que son carne, pollo y pescado, queso huevo. La cantidad con respecto al arroz y granos viene siendo muy poca, de hecho, nuestra bandeja hospitalaria tiene un aporte calórico de menos de 500 kilocalorías, 500 calorías al día, para todo el día. Eso es delicado, eso es grave, porque la mayoría de los pacientes están llegando desnutridos por la situación de escasez de alimentos o por la enfermedad, allí si habría que hacer un estudio para saber cuál es la causa de su desnutrición, pero intrahospitalariamente no se puede recuperar, como en otro momento a los pacientes se le podía ayudar con su recuperación nutricional, pero actualmente no. Por lo mismo, porque su bandeja hospitalaria no proporciona calorías, las calorías que él amerita. Con respecto a la suplementación, en otro momento, los suplementos existían formulas poliméricas, que las marca eran Ensure, Enterec, Procal, llegan es por donativos de instituciones, hay una institución, que lo voy a decir, se llama Un granito de amor, que ellos traen consecuentemente fórmulas poliméricas, fórmulas modulares, eso por vía oral, pero si por vía parenteral o por las venas, en el hospital el paciente tiene que comprar aminoácidos y eso si el paciente tiene la posibilidad económica, sino la tiene no lo compra y su patología de base se va empeorar, ya sea por cirugía abdominales o por algún problema digestivo, o los pacientes que ameriten nutrición parenteral si el paciente puede la compra sino no la va recibir y empeorará su situación médica. Por donativo muy poco llega, si llega o si no llega tratamos de optimizar, si llegaron cinco bolsas de aminoácidos, se utiliza para cinco días, imagínate lo grave del asunto que la recuperación nutricional del paciente no la podemos proporcionar. Los nutricionistas que estábamos acá en el hospital éramos 40 y, actualmente, quedamos nueve, por qué, porque la mayoría se han ido del país y, dos, por los bajos sueldos que actualmente devengamos, siendo profesionales con cuarto nivel de educación, con posgrados, ganamos lo mismo que un obrero de la institución. Entonces, por más amor, yo tengo diez años en la institución, le tengo amor a mi hospital, pero muchas veces uno se plantea ¿me quedo? ¿Vale pena? Pero igual uno se continua, continua por realmente vocación, pero no por los ingresos ni por las condiciones porque estamos trabajando con situaciones precarias, ni siquiera para poder escribir, fíjate que dónde estoy escribiendo, que no tengo papelería, el hospital no te da papelería, el hospital todo te lo hace muy hostil para trabajar acá. Las directivas que han estado acá no han podido con la situación, la que está ahorita entrado dice que puede, pero ojalá pueda, es el doctor Fernando Alvarado, y ellos están intentando, aparentemente tienen las mejores intenciones, pero otra cosa es la acción. Los pacientes que están acá en el servicio de Infectología, actualmente, hay 17 pacientes hospitalizados seropositivos, de los cuales 14 están desnutridos severos, que su índice corporal está debajo de 18,5, ya eso es un indicador de mal pronóstico, ya un índice por debajo de 14 es un indicador de mortalidad, la paciente que estabas viendo ella tiene un índice corporal de masa de 12, ella duró ocho meses sin tratamiento antirretroviral, e hizo una complicación de sida. Llegó el tratamiento y se está recuperando, llegó un suplemento y se lo dimos a ella, ganó medio kilo desde que inició el tratamiento y que empezó a deglutir porque tenía problemas de deglución, pero ella es afortunada, no todos cuenta con la misma historia, hay pacientes que han muerto que ameritan nutrición parenteral y no la recibieron para enfrentar el VIH o el Sida, no se alimentaron y fallecieron, entre otras cosas, por desnutrición.

En el caso de los pacientes con VIH y tuberculosis

El pronóstico es malo. Cuando no tienen el tratamiento es pronóstico es de mortalidad (…) La tuberculosis trae consigo un desgaste orgánico por el SIDA y quita mucho el apetito, aunque tenga disponibilidad de alimentos, no tienen hambre, una vez que inicia el tratamiento antirretroviral vuelve el apetito, y puede recuperar peso, pero si eso no es así, va morir de hambre o desnutrición.

En este caso, el tratamiento antirretroviral es importantísimo.

Totalmente, si tiene el tratamiento antirretroviral y antituberculoso, su calidad de vida está garantizada, el hecho de que no lo tenga es grave, y si no se alimenta bien y comienza la anemia y la disminución de proteínas en sangre, que se conoce como hipoalbuminemia, y otros indicadores nutricionales como ácido fólico, bajo en sangre, nos lleva a un sistema inmune depletado, aunado a la patología de base, aunado a que no tiene que comer, y, por ende, seguimos del círculo vicioso de una desnutrición, es grave. De la magnitud de esto no tenemos registros, lamentablemente, que lo hemos hecho de una manera muy informal, pero si se hace un estudio es grave, la probabilidad de que un paciente muera por desnutrición, aunado a su patología de base, es alta… ¿Cuántos? No te lo podría decir porque estamos haciendo registro, pero es grave…

Y con tuberculosis…

Aumenta más… Como te digo, la tuberculosis es un inhibidor, les hace una disminución de apetito, y no tienen hambre, no comen y vienen desnutridos, se descompensa. Es muy triste, y es triste ver cómo tus pacientes, que uno conoce desde hace muchísimo tiempo, y cuándo uno los ve, y ves que van a morir, vas a morir no porque yo sea una pitonisa, sino que no les ves buen pronóstico porque no hay antirretrovirales o porque no tienes antituberculosos, no tienes que comer tampoco, el hospital no te lo va proporcionar, no tengo para hacerme laboratorio y tiene todo en contra, y que tu paciente vaya a morir es muy triste. Es muy triste, y conmueve, y yo he llorado, por ver mis pacientes muertes, que tengo años conociendo, y digas estas muerto por falta de… De descuido, de una indolencia por parte del Estado, y que no haya nadie que te pueda ayudar… O llega el tratamiento, pero tarde. Hubo un paciente de la sala del doctor Martín, un muchacho de una transmisión vertical, el doctor Martín hizo todo lo posible para que le trajeran el tratamiento de afuera, y el tratamiento llego tarde, le vino el donativo, llegó para el muchachito, llegó tarde, pero ya tenía la enfermedad avanzada, y falleció. Yo lloré con ese muchachito, a él no tenía que morir; seguramente, el servicio de Infectología pueda tener esos datos de correlación entre muerte y falta de tratamiento antirretroviral en pacientes hospitalizados, pero es muy triste, y te puedo asegurar que de esos pacientes que fallecieron todos estaban desnutridos, el 100%, sea por la enfermedad o porque no tenían que comer.

¿Qué hacen los familiares? Me imagino que comprar y lo que compran no siempre lo que requieren…

Exactamente. Porque en la casa tampoco tienen que comer, porque comprar comida es inviable por los costos que se están manejando. Algunos pacientes son de domicilio lejanos, ya sea de La Guaira, Valles del Tuy, Los Teques, se hospitalizan, corren la suerte de que se le da comida con la baja calidad, pero hay instituciones que no dan desayuno, almuerzo ni cena. Acá el Hospital Universitario la garantiza, pero con la baja calidad, el familiar a veces lo puede garantizar, pero también el familiar deja de comer en la sala porque si vive afuera, vive en La Guaira y tiene que pagar pasaje de ida y vuelta no le alcanza y se queda aquí y a veces el familiar le da un poquito de lo que queda, de lo que pueden comer, y comparten, imagínate. El familiar a veces se desnutre hospitalizado, que cuando se puede y sobra un alimento se le da, pero no todos los días se puede hacer eso y le queda lo que encuentra, porque lo que encuentra es lo que puede conseguir en su casa, y se le dice que eso no se lo deben dar, pero si eso es lo que tienen, y estoy consciente de que no se le puede dar, pero es lo que tiene y es lo que él le da, y es grave, y entonces tú te haces cómplice entre comilla, pero si es lo único que tiene para comer, qué le vas a decir. Es complicado.

Ahora con el tratamiento que llegó ¿Ven un mejor pronóstico de los pacientes?

Sí, claro, pero eso sería por la parte infecciosa. Pero eso habla de que el paciente no tiene un estado catabólico por la falta de antirretrovirales, el catabolismo lleva a que el paciente se desnutra, ya el hecho de que se detenga eso, ya habla de un pronóstico nutricional, por ese lado…

Y el otro…

Porque ese paciente no tiene la capacidad económica y el hospital no puede garantizarle alimentación ni el Estado le da una solución y el hospital no le da la calidad nutricional que necesita. La mayoría de la población ahorita lo que está comiendo son carbohidratos, fuentes proteicas, solo granos. Los huevos pasaron a un segundo plano, el queso también por el alto costo, entonces, es granos y el carbohidrato que tengan disponibles ya sea arepa, arroz o pasta. Entonces, los demás rubros o los demás componentes de los grupos básicos de alimentos no se está cubriendo, que viene siendo vegetales, frutas y proteínas de origen animal, ni carnes, ni pollos, ni pescados.

(…)

Ahora los pacientes tienen tratamientos antirretrovirales y tuberculosos, pero su estado nutricional, necesario para su sistema inmunológico, está depletado. El Estado no te está garantizando la alimentación, el derecho humano universal de la alimentación no se está garantizando, las cajas CLAP no cubren las necesidades nutricionales de los pacientes, la leche que proporciona esa caja no es de calidad, se hizo un estudio en la Universidad Central de Venezuela, donde la leche no tiene proteína, tiene alta cantidad de sodio, es una bebida láctea, y lo demás es carbohidratos, pero no hay proteína que el 15 o 20 por cierto del requerimiento nutricional y eso no se esta garantizando. Esto conlleva a que el paciente no se recupere en su no avance a la enfermedad, pero la parte nutricional, que tiene que ver con su sistema inmunológico, está comprometido, no puedo decirte que se va a recuperar; pero sigue estando comprometida, porque el Estado no te garantiza calorías. Los niños son una población vulnerable, los niños de madres seropositivas no pueden recibir fórmulas lácteas, y eso no está garantizado en el país y sí hay es el alto precio y el hospital no está comprando fórmulas, las estamos recibiendo por donativos, que vienen de donativos y eso se le da a nuestra población hospitalizada, y no sabemos que le estará dando la mamá. O le puede dar lactancia materna que está contraindicado, que aumenta el riesgo de infección, o le da un cereal a un bebé, eso compromete sus vellosidades intestinales y aumenta la diarrea, aquí ha habido casos, por ejemplo, los niños desnutridos, ayer llegaron dos niños desnutridos con marasmo, el estado más grave de desnutrición, eso yo lo llegue a ver en los libros, pero ahorita lo estamos viendo en la población pediátrica, pacientes marasmatico, que los estabilizaron en la emergencia y subieron a piso, son casos severos de desnutrición, pero los niños seropositivos que se les estará dando para garantizarle sus primeros años de vida, ya que no hay fórmulas, no hay leche ni el Estado la está garantizando que le estará dando, le estará dando chicha de arroz o pasta, o sea, la pasta licuada, solo con agua, sin leche… Es grave y el Estado no quiere que sea reportado, pero se ve…

Entrevistador: Armando Altuve

Fecha de la entrevista: 31/08/2018

Lugar de la entrevista: Hospital Universitario de Caracas

Cantidad de audios: 1

Duración de la(s) grabación(es): 22:20

Material relacionado: Una sobreviviente con VIH

En otro momento a los pacientes se le podía ayudar con su recuperación nutricional, pero actualmente no…. porque su bandeja hospitalaria no proporciona las calorías que él amerita

Yarilis Tovar

Nutricionista clínico

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información adicional

Agresor

No aplica

Duración

15 – 30 min

Género

Femenino

Nivel de educación

Postgrado

Región de Venezuela

Capital

Tipo de entrevistado

Especialista

Fecha de la entrevista

20180830

Naturaleza de la violencia

Física, Privaciones o desatención

Consecuencias de los hechos

Enfermedades crónicas, Físicas, Salud mental y conductual

Tipo de violencia según agente

Política

Share
Translate »