Beatriz Vento

Abogada del Observatorio Venezolano de Prisiones capítulo Lara. ONG dedicada al monitoreo de los centros de detención y el cumplimiento de los DDHH en las prisiones.

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Liz Gascón

Nombre del entrevistado: Beatriz Vento

Fecha de nacimiento: No informa

Edad al momento de la entrevista: 29

Género: femenino

Nivel de educación: superior (universitaria)

CiudadBarquisimeto

MunicipioIribarren

Estado: Lara

RegiónCentroccidental

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: No

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: No aplica

Temas de derechos humanos relacionados: Vida, Salud/Alimentación

Tipo de violencia (si aplica): social, política, física, psicológica, privaciones o desatención

Agresor: Organismo policial, sistema judicial y de salud

Consecuencias de los hechos relatados: Salud mental y conductual, Enfermedades crónicas

Transcripción

Se identifica

Ok. Mi nombre es Beatriz Vento, abogada de libre ejercicio y bueno, activista de derechos humanos. Aquí en el estado Lara estoy en representación del Observatorio Venezolano de Prisiones.

¿Cuál es el estado de los centros de detención preventiva en el estado?

A la fecha de hoy, realmente es bastante crítico porque no cumplen con la debida clasificación. Tanto procesados como penados se encuentran en el mismo, en el mismo calabozo, aparte que las condiciones sanitarias no son las más adecuadas.

En el caso de la subdelegación del Cicpc del Eje de Homicidios, por ejemplo, ellos no tienen baño, okey, y los familiares tienen que dar sacos para que ellos hagan sus necesidades. Entonces ya tú por allí te das cuenta en qué condiciones está solamente ese centro de detención preventiva, en cuanto al Cicpc.

Y en cuanto a la Policía de Lara, ¿cómo se encuentran estos calabozos policiales?

En cuanto a los calabozos como tal, de decirte que lo hemos visto, es difícil el acceso. Siempre nosotros la información que manejamos es a través de los familiares y los familiares nos indican que realmente hay mucho hacinamiento y sobre todo el tema de la tuberculosis y la desnutrición está presente en todos los calabozos del estado Lara.

Por cada infectado con tuberculosis pueden contagiarse 10 más y en estos ambientes de hacinamiento puede ser potencialmente mortal. ¿Cuántos muertos por tuberculosis han contabilizado ustedes como OVP en el estado Lara?

A la fecha que hemos constatado y verificado, siete. Por condiciones de salud. Porque, de acuerdo a una conversación que se tuvo personalmente con una doctora, me indicó pues que la desnutrición y la tuberculosis van de la mano. Son muchos los factores que se generan en ese aspecto porque un grado crítico o crónico de desnutrición, según lo que me explicó la especialista, conlleva a la tuberculosis. Entonces, son como condiciones de salud que van de la mano. Y también, aparte de eso, que los centros de detención preventiva no tienen la capacidad para darles las comidas a los reclusos y la mayoría de esos reclusos se alimentan es por las comidas que le llevan sus familiares. Y algunos que están recluidos acá y los familiares no se encuentran, o no tienen, o no pueden, o no quieren, ¿okey?, viven a despensas de la caridad de los mismos compañeros reclusos y eso es lo que hace crítica la situación.

De estos que han fallecido por tuberculosis, ¿alguno obtuvo la medida humanitaria antes de su fallecimiento?, ¿pudo recibir atención médica oportuna como lo indican las leyes?

No. No. Inclusive hay un recluso del Cicpc en San Juan que murió luego, un día después de que lo soltaran.

¿Las medidas humanitarias cómo deberían otorgarlas?

Las medidas humanitarias deberían de otorgarlas en cuanto a las condiciones de salud. Por ejemplo, cuando un recluso tiene, como ellos lo han tenido, hay un proceso previo. El proceso previo para tú poder solicitar una medida humanitaria es el informe forense, porque él es el que va a determinar la condición de salud. Entonces, por la problemática que todos sabemos en cuanto a los traslados, todo se complica porque no hay vehículos. Lamentablemente, los centros de detención preventiva no poseen vehículos para esos traslados y a veces son los mismos familiares que tienen que pagar para que hagan esos traslados, pero no es con la celeridad que se debería dar a ese tipo de condición de salud de los reclusos.

Y muchos de estos reclusos además ya tenían orden de traslado, bien sea al Centro Penitenciario Fénix o Uribana. Cuénteme ¿por qué se produce tanto retraso en el traslado?, ¿qué ocurre allí?

Mayormente es por la problemática de retardo procesal que existe es que primero los tribunales no se dan abasto con todas, con todos esos procesos. Y que no hay la capacidad. Ni en los centros de detención preventiva ni en los centros de reclusión. No tienen la capacidad para tantos, tantos reclusos.

En el caso de Yorvi, él tenía una orden de traslado para un centro penitenciario, pero padeció de tuberculosis en calabozos, lo trasladaron a varios y nunca pudo ser trasladado. ¿Qué le han comentado los familiares de Yorvi a ustedes como ONG?

Ellos realmente están bastante dolidos, okey, porque no se le brindó la adecuada atención, sino ya al final. De hecho, quienes lo cuidaban eran ellas mismas dentro del calabozo. Entonces es una historia bastante triste porque era un muchacho que inclusive estuvo en la estación de policía de Los Cerrajones. Él fue visto allí en una jornada que hacen las mismas comunidades en colaboración y su condición era crítica. Y quizás si se fuesen otorgado esas medidas a tiempo se pudo haber hecho, se pudo haber salvado porque realmente, así como Yorvi, en el caso de la estación de policía de Los Cerrajones, estaban aproximadamente siete reclusos en esa misma condición.

Y como en el caso de Yorvi, ¿estos otros siete reclusos siguen esperando por medidas humanitarias por distintas patologías?

De esos siete que estaban en Los Cerrajones murió uno, de ese grupo. Y uno que está en condición crítica que se encuentra en la comandancia de la 30.

¿Cuáles son las respuestas que otorgan las autoridades?, ¿la Policía del estado Lara en este caso ha otorgado una respuesta a familiares, a organizaciones?

Realmente no, porque ellos dicen que ellos no tienen la capacidad. Y de una u otra forma tienen razón. Porque es que realmente los centros de detención preventiva están para que las personas o los reclusos estén por 48 horas.

Inclusive, por ejemplo, en la Subdelegación del Cicpc en San Juan hay uno que lleva allí recluido aproximadamente cuatro años y eso a ellos no le otorga beneficios, no les otorgan las redenciones, que eso a la final pues le ayuda a ellos a minimizar su pena. Él ya está condenado. La persona que te estoy comentando, él ya está condenado.

¿Entonces a quién le compete este caso de los centros de detención preventiva, al Ministerio de Asuntos Penitenciarios o a las policías?, ¿quiénes deben dar respuesta?

Deberían de dar conjuntamente, el Ministerio de Asuntos Penitenciarios porque lo que está pasando ahorita es que ciertamente el juez ordena el traslado hacia el centro penitenciario, pero este no se da porque no hay la capacidad. Entonces vemos un jaque mate donde los mismos funcionarios del Estado no se ponen de acuerdo ni tampoco tienen la disposición de hacerlo. Sobre todo, en la parte médica, porque hemos conocido reclusos que están en una condición bastante crítica de salud. Personas de tercera edad, inclusive, y no les dan el traslado.

¿Los centros de detención preventiva cuenta con atención médica en el sitio o deben ser trasladados?

No. Ellos no cuentan allí con ningún servicio médico. Ellos mayormente siempre tienen que ser trasladados. En el caso de Yorvi fue trasladado a casi tres CDI. A lo último que fue en el hospital.

¿Y qué indican las leyes con respecto a este seguimiento para los reclusos y la atención médica?, ¿qué es lo que dicen las Reglas Mandela?

Bueno, fíjate, las Reglas Mandela establecen que el recluso debe de contar con los servicios médicos. Inclusive de odontología, de servicio médico en general. Eso se le debe de corroborar, al punto de una simple muela que el recluso tenga, él no tiene cómo, tienen que calarse el dolor. Inclusive a veces ellos se la sacan ellos mismos. Entonces tú ves que eso genera infección y un sinfín de cosas y es por la falta de atención o servicios médicos.

Aquí en el estado Lara, de acuerdo al estudio que se realizó cuando se dio el foro Mandela el 18 de julio, se estableció un pequeño estudio. Se escogió solamente a las subdelegaciones del Cicpc acá en el estado Lara, pues se determinó que lamentablemente no se cumplen las Reglas Mandela porque es que la infraestructura que manejan las estaciones de policía no son centros de detención preventiva, para más de 48 horas. Y se están utilizando como centros penitenciarios.

¿Y en qué condiciones viven estos reclusos? Denunciaba que en una subdelegación del Cicpc no hay un baño. ¿Luego cómo hacen para comer, para asearse ellos el día a día?, ¿cómo están esos centros?

Lo hacen allí mismo, todo depende, ¿okey? Pero en el caso que estoy mencionando en el Cicpc, ellos comen y hacen sus necesidades en el mismo calabozo.

¿Y cuántos se pueden encontrar en un solo calabozo?

Fíjate, en cuanto a eso, ya te voy a buscar acá. Eso era lo que iba a buscarte. Fíjate, actualmente, en el de Juan de Villegas hay 64 reclusos; en Simón Planas hay 15; en el Metropolitano hay 86; en Crespo hay 20; en Torres hay 81. En fin, todo depende del número de calabozos, eso va variando. Y, por ejemplo, en el caso de Fundalara, hay 28 femeninas que es donde están recluidas. Todas las femeninas están recluidas allí y pues realmente los dos calabozos que cuenta ese centro de detención preventiva, pues no es el más adecuado porque tienen el baño ahí mismo. Inclusive no tiene, o sea, deben estar hasta 10 personas en un mismo calabozo y es incomodo para hacer todas sus necesidades, todas en un cuarto oscuro.

¿Cuántos años tienen en mora para el traslado de estos reclusos a los debidos centros penitenciarios?

Ese dato si no te lo tengo. Pero sí se puede determinar es por la cantidad de tiempo en la pequeña encuesta que tu veas y hables con los familiares y le digas cuáles son los reclusos que están condenados y que te digan que tiene más de tres, cuatro años, imagínate tú.

Doctora y con respecto a la desnutrición es un tema que se ha escuchado bastante en el 2018 y lo advierten desde 2017. ¿Cuándo comenzó a agravarse el asunto de la nutrición en los centros de detención preventiva?

Este año, ha sido para mí, a mi criterio, muy personal, el más crítico porque fíjate que en el mes de mayo se dio una balanza, una avalancha, perdón, de muertes por desnutrición. Se observaron aproximadamente, dame un segundo, n abrí el archivo que tengo del resumen, aquí está en Excel. Y bueno, fueron cinco, a mayo había seis reclusos fallecidos. Tú te pones a ver y la mayoría fueron de los centros penitenciarios. Entonces, eso, vamos a ver que abra acá el archivo para. Pero, la cifra es eso, hasta mayo que se contabilizó, eran seis.

¿Y cuatro de ellos en calabozos de la policía?

Cuatro de ellos fueron en los calabozos.

Cuando un familiar no alimenta a uno de estos reclusos. Bien sea porque viven en otro estado, por problemas, que no les interesa, ¿los otros reclusos que sí reciben alimentos comparten la comida?

En ocasiones sí, en ocasiones sí. Pero eso a veces genera riñas entre ellos. ¿Por qué? Porque el mismo desespero, la misma hambre que tiene el recluso hace que le robe la comida y ahí se generen las trifulcas, las riñas y todas estas peleas. Pues, es normal que sucedan ante esa necesidad que tiene el recluso.

¿Los centros de detención preventiva, como están diseñados para albergar a estos reclusos durante 48 o 72 horas, no tienen partidas presupuestarias para alimentarlos?

No, no, porque no están destinados a eso.

Fíjate, al mes de, sí, seis, seis reclusos, hasta mayo.

¿Luego se sumó un séptimo?

Sí. Y hay otro, pero estamos por confirmar porque, bueno, uno entiende que a veces el familiar después que se le muere su, su, su recluso, pues no quiera denunciar. Son muy pocas familias que lo hacen. Nosotros pues respetamos, no la compartimos, pero respetamos esa decisión de indefensión prácticamente. Sí son muy pocos los familiares que quieren seguir denunciando estas injusticias.

Doctora, y los testimonios que han tenido con los familiares que sí alimentan a los reclusos en estos centros de detención, ¿cómo hacen con problemas de transporte, con el alto costo de los alimentos?

Sí, fíjense, lo que me llama la atención fue que, por lo menos en la comisaria de la 30 y la de San Juan, le limitan un poco el acceso al agua potable. Solamente le permiten un garrafón. Todo dependiendo. Porque es que la situación país que cada una de nosotras vive en su casa: la falta de gas, la falta de agua, la falta de luz, lo padecen también los centros de detención preventiva y eso obliga pues a que ellos a veces tienen que hacer un poco la brecha y decirles a los familiares que le suministren hasta el agua potable. Entonces en engorroso, porque imagínate, la problemática del transporte, la situación del país que ya todos sabemos, que pasamos cada, cada venezolano, el alto costo de los alimentos. Entonces, por lo menos ellos, la particularidad de los centros de detención preventiva es que los familiares vienen entrando prácticamente al mediodía y a esa hora es que ellos vienen a desayunar. Y les dejan el almuerzo. Prácticamente ellos hacen dos comidas al día, si acaso. Y todos los días el familiar tiene que esta allí para que el recluso no pase hambre, porque si el familiar no le lleva comida, no come.

¿Y dónde come un recluso?, ¿en el mismo lugar donde está el mismo calabozo?

En el mismo lugar. Todo depende también de la flexibilidad que tenga el encargado del centro de detención preventiva. Pero mayormente comen en el mismo calabozo. O en ocasiones, en el Eje de Homicidios, por ejemplo, un familiar me dijo que en una oportunidad los dejaron comer con ellos allí, pero no es muy común.

¿Qué hay del tiempo de esparcimiento de estos reclusos en los centros de detención preventiva que no están acondicionados para albergar a tantas personas?

No la hay porque como no tiene la infraestructura, no tiene tampoco el personal, ¿cómo tú le das el debido discernimiento a ellos en cualquier actividad cultural y educativa? No puedes. Porque, por lo menos en el Cicpc, perdón, en la comisaria de Fundalara, las paredes, o sea, no tienen la infraestructura, fácilmente se pueden escapar porque hay muy poco personal también. Digamos pues que eso es un problema generalizado, tanto por parte del Estado como la misma condición país y la indolencia que los funcionarios pues no tienen que...

¿Y en estos espacios no acondicionados entonces cómo hacen para aislar estos reclusos cuando le diagnostican una enfermedad contagiosa, como la tuberculosis?

Fíjate que en el caso de Yorvi lo aislaron en un calabozo que los mismos familiares estuvieron dentro con él, en ese calabozo. ¿No era más fácil que lo trasladaran debidamente a un hospital, que lo atendieran como es debido? El mismo familiar, pues, estuvo presa, lidiando con la enfermedad de él. Inclusive lo esposaban que ya en una condición que no se podía ni caminar. O sea, esa indolencia también por parte de algunos funcionarios. Como hay unos funcionarios muy diligentes, porque yo no te voy a venir a decir que todo es malo. En la viña del Señor hay de todo y como hay funcionarios que lamentablemente no respetan los derechos humanos, los valores pues no sé dónde los tienen, pero hay otros funcionarios que sí se abocan a hacer su trabajo a como debe de ser, a tener esa humanidad. Cómo tú pretendes, y eso es lo que yo a veces, siempre, pienso, ¿cómo tú pretendes que esas personas cuando salgan sean diferentes?

Como en el caso de Yorvi, que su madre y su tía llegaron a estar recluidas con él en un calabozo, donde tuvieron que aislarlo, ¿han conocido de algún otro que estuviera convaleciente, pero aún en la cárcel porque no le otorgaban la medida humanitaria?

No. No, hasta los momentos la información que yo manejo es la de Yorvi.

¿Este caso de Yorvi puede sentar un precedente entonces? Por la tardanza de una medida humanitaria que llevó a sus familiares a estar recluidos con él

Claro, claro, claro. Y ellas han denunciado porque eso no debe pasar y ellas han denunciado porque eso no debe pasar. Ya la persona, indistintamente que esté, cuando está condenada, bueno, ya se dio su proceso. Pero si está siendo procesada, igualmente se le tienen que respetar todos sus derechos hasta que se dicte sentencia definitivamente firme y lamentablemente pues para Yorvi llegó muy tarde. Llegó un día después.

Entrevistador: Liz Gascón

Fecha de la entrevista: 24/08/2018

Lugar de la entrevista: Centro de Barquisimeto.

Cantidad de audios: 1

Duración de la(s) grabación(es): 20:52

Material relacionado: Condenado a morir de tuberculosis

…los familiares nos indican que realmente hay mucho hacinamiento y sobre todo el tema de la tuberculosis y la desnutrición está presente en todos los calabozos del estado Lara.

Beatriz Vento

Abogada

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Translate »