Maryory Villegas

Familiar de dos presos de PoliSalias, que fueron compañeros de Francisco, preso que murió de hambre.

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Víctor Amaya

Nombre del entrevistado: Maryory Villegas

Fecha de nacimiento: No informa

Edad al momento de la entrevista: No informa

Sexo: Femenino

Nivel de educación: No informa

CiudadSan Antonio de los Altos

MunicipioLos Salias

EstadoMiranda

Región: Capital

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: No

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: No aplica

Temas de derechos humanos relacionados: Vida, Salud/Alimentación

Tipo de violencia (si aplica): Social

Agresor: No aplica

Consecuencias de los hechos relatados: No aplica

Transcripción

¿Cuántos familiares tiene aquí?

Dos, van para dos años en esto. Vivo aquí en Las Minas. Estoy con ellos en esto, pidiendo un traslado. Ahorita el 20 me les toca juicio, y vamos a ver qué me dicen. Si hubo o no traslado. Eso pa’ allá es horrible. Y, bueno, eso es lo que estoy pidiendo para ellos.

Tengo dos familiares, Giovanni Durán y Julio Durán, y estoy pidiendo traslado para ellos. Ya cerca, el 20, les toca juicio. Vamos a ver qué le dicen. Ya tengo dos años con él ahí.

¿Cuál es la causa?

Como estaba solicitado, me dijo que estaba solicitado y le pusieron un robo agravado. Y eso es lo que tiene, más nada, robo agravado.

¿Qué parentesco tienen con usted?

Mi esposo y mi cuñado.

Sra. Maryory, ¿cómo hace usted con el tema de los alimentos? ¿Vive cerca? ¿Puede traerles comida todos los días?

Ahorita estoy viniendo todos los días. No estoy trabajando, y vengo todos los días. A veces, no tengo para darles, y no vengo. La pastora los ayuda ahí. Yo tengo a la pastora (Carmen Escalona) que siempre va y los ayuda. Tengo la oportunidad de estar ahí, con ellos, porque estoy cerca. Si no, no, no hiciera nada. A ellos los tratan bien. Bueno, a veces mal, a veces bien.

¿Cómo es el procedimiento para traer comida? ¿Cómo hace usted? ¿Cómo compra?

En las colas. Haciendo cola. Me vengo temprano a hacer cola, y luego le traigo la comida a ellos. Si no consigo, no. Consiga, lo que consiga, le traigo ahí.

Durante estos dos años, ¿ha podido traerles comida siempre?

Sí, sí. Gracias a Dios tengo para él, no tanto, sino de a poquito.

¿Qué les trae de comer?

Lo que consiga. Consigo arroz con caraota, con frijoles, arepas. Lo que consiga. Lentejas, verduras. A Giovanni Durán lo tenía con hepatitis, y con tratamiento se empezó a mejorar, y ahí está mejor, gracias a Dios.

Cuando salió, los presos le agradecían, ¿por qué le agradecían?

Esos era mi esposo y mi cuñado, que todos los días me agradecen por la comida. “Gracias por la comida, qué Dios le prospere”, dicen, nada más.

¿Usted conoció a Francisco, el muchacho que murió en junio?

Sí.

¿Me puede contar cómo era?

Francisco era… Él tenía un año y medio con mi esposo. Y bueno ahí lo conocí, con la broma de mi esposo. Mi primo y la pastora lo ayudaban. Ahí lo conocí yo. Y bueno, de repente nos dijeron que estaba muerto. Nos dio de todo a nosotros ahí. La familia no tenía cómo ayudarlo a él. Y da corte pues.

Ahí hay varios que están así también.

¿Hay varios que están delgados?

Sí.

¿Cómo estaba Francisco físicamente?

Como ese tubito yo lo vi. Horrible. Flaquito, flaquito, pues. No se reconocía que era él. Como entró, entró gordito y, de repente, enflacó.

¿A partir de qué momento empezó a adelgazar?

Como tres meses, o cuatro meses, por ahí, se puso flaquito… Ahorita, viene la mamá de un niño que está enfermo. Está que llega. Su hijo también está flaquito, y ella quiere que lo lleven al médico para meterle suero. Ahorita que llegue, te la enseño.

Entrevistadora: Johanna Osorio Herrera

Fecha de la entrevista: 13/09/2018

Lugar de la entrevista: Sede de la policía municipal

Cantidad de audios: 1

Duración de la(s) grabación(es): 00:05:15

Material relacionado: pódcast Murió de hambre y de olvido, de Johanna Osorio 

Esos era mi esposo y mi cuñado, que todos los días me agradecen por la comida. “Gracias por la comida, qué Dios le prospere”, dicen, nada más.

Maryory Villegas

Familiar de dos reclusos, esposo y cuñado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Translate »