Deprecated: class-phpmailer.php is deprecated since version 5.5.0! Use wp-includes/PHPMailer/PHPMailer.php instead. The PHPMailer class has been moved to wp-includes/PHPMailer subdirectory and now uses the PHPMailer\PHPMailer namespace. in /var/www/wp-includes/functions.php on line 5051
Rosario Piña, madre de dos desaparecidos en un naufragio | VOYZES

Rosario Piña, madre de dos desaparecidos en un naufragio

Descripción

Rosario Coromoto Piña

Madre de dos jóvenes que desaparecieron en un naufragio cuando huían de la crisis venezolana. El hijo mayor falleció. La menor sigue desaparecida.

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Irene Revilla

Nombre del entrevistado: Rosario Coromoto Piña

Fecha de nacimiento: 1964

Edad al momento de la entrevista: 54

Género: Femenino

Nivel de educación: Superior (Universitaria)

Ciudad: La Vela de Coro

Municipio: Colina

Estado: Falcón

Región: Centroccidental

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: 

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: 09/01/2018

Temas de derechos humanos relacionados: Identidad, Libre circulación, Vida

Tipo de violencia (si aplica): No aplica

Agresor: No aplica

Consecuencias de los hechos relatados: Salud mental y conductual

Transcripción

¿Cuáles fueron las palabras de sus hijos al informarle que se iban?

Mami me voy a la isla de Curazao para buscar un mejor futuro para mis hijas.

¿Cómo se planificó ese viaje?

Ellos tenían tiempo detrás de ese viaje, ya eso se venía corriendo desde diciembre. Ellos pensaban llegar a la isla en diciembre, ya que el viaje no salía y no salía. Ellos habían persistido de irse, pero en enero volvieron a insistir, era una planificación que se fue dando.

Las personas con las que ellos se contactaban yo nunca las vi. Todo era por medio de teléfono. Que se vayan que va a salir la lancha y nuca vi a nadie, ellos se iban en su buseta. Según que era para San José de la Costa que queda con linderos de Yaracal, por allí, pero no sé el lugar exacto.

¿Estuvieron un mes fuera de la casa antes de salir al viaje?

Él iba un fin de semana y se quedaba tres o cuatro días, pero regresaba. La que estuvo internada en ese monte como un mes fue la hija hembra. Como un mes, casi el mes de diciembre para enero yo tenía los niños e incluso le dije que se saliera de ese monte, lo que no se podía hacer no se hacía.

¿Habían ido en otras oportunidades?

Ellos tenían seis meses que los habían deportado de Curazao, a los dos. El varón trabajaba en una fábrica de bloques y hembra estaba internada en una casa de familia, pero en el momento que los deportaron estaban sin trabajo. En Curazao no le dan trabajo fijo al venezolano por mucho tiempo porque como son ilegales, no les mantienen un trabajo. Les dan 15, un mes.

¿Por qué Curazao y no otro destino?

Ya ellos sabían cómo es el movimiento en Curazao y por lo menos tenían conocidos que los podían ayudar mientras conseguían un trabajo, ayudarlos en una residencia. También planearon para Aruba pero en Aruba no conocían a nadie. Igualmente debían irse ilegal porque la hembra tenía pasaporte pero se le había vencido y el varón nunca pudo lograr sacar el pasaporte.

Como sabemos en Venezuela el Saime tiene suspendido la entrega de pasaportes, las citas las prolongan y no le dan la opción a uno de tener un pasaporte porque como que no quieren que huyamos del país.

¿Por qué deciden irse?

Por la situación en la que se encuentra Venezuela, ellos no tenían una fuente de ingreso para sus hogares y como saben, el varón es sostén de un hogar y la hembra es prácticamente madre soltera, porque los niños tienen su padre, pero no ven por ellos, entonces como hacemos.

[4:00]

¿Cómo fue el recibimiento de la noticia sabiendo que cualquiera de esas personas podría ser uno de sus hijos?

Ese día fue fatal para mí y todavía, han pasado siete meses y yo sigo en lo mismo, tratando de resignarme que mi hijo está muerto y mi hija con una esperanza que algún día aparezca viva. Yo soy una madre y esos niños se quedaron huérfanos, eso es un impacto muy grande para mí. Le pido mucha resignación a Dios porque esto no es fácil.

[4:47]

¿Cuáles eran los sueños de su hijo con este viaje, debido a que en su propio país no tuvo la oportunidad de cumplirlos?

Él estuvo ocho meses en Curazao la primera vez y pagó su casa de habitación. Él me dijo mamá yo voy para juntar para comprar un carrito para hacer transporte o para hacer taxista y poder sobrevivir en Venezuela, yo no voy a estar mucho tiempo fuera de Venezuela, mamá. El sueño mío es conseguir para poder comprarme un carro.

¿Cómo era la alimentación para ese momento?

Él taxiaba en una moto y con eso compraba el poquito de comida para su esposa y sus hijas porque no tenía otra fuente de ingreso. El día que no trabajaba resolvíamos entre todos.

[5.54]

¿Cómo recuerda a su hijo?

Lo recuerdo como un hombre ehao pa` lante que quiso un mejor futuro para su familia, así recuerdo mi hijo. Espero y aspiro que la hembra que es su hija de sangre sea una mujer de bien.

¿Cómo era de pequeño?

Era un niño hiperactivo, sano, lo que se ponía a hacer lo hacía. Lo único es que nunca le gustó el estudio, le gustaba la mecánica y esas cosas, pero para los estudios él no fue fácil nunca.

Su hija, Yoselin Nataly Piña 25 años, desaparecida. Es su única hija que solo tiene un apellido, es hija de su primer esposo, pero cuando se separó de él quedó embarazada y por ello no le quiso poner el apellido de su padre.

¿Qué soñaba Yoselin con ser?

Era una niña muy estudiosa que sacó su bachiller, su meta era viajar, desde muy pequeña le gustaba viajar. De15 años se me fue para Trujillo, menor de edad allá fue consiguió una pareja y tuvo sus dos hijos. Tuvo el fracaso que su esposo se buscó otra pareja y desde entonces echó pa` lante con sus hijos.

¿De qué trabajaba Yoselin?

Aquí trabajaba en los restaurantes de La Vela como cocinera o ayudante de cocina. Antes de irse a Trujillo, era triatonista, fue deportista, entrenaba y se convirtió en campeona.

[9:15]

¿Cuándo ella decide irse de manera ilegal cuál fue su posición como madre?

Ella me dijo mamá tú me cuidas los niños, yo me voy con la esperanza que a mis hijos no les falte nada, yo consigo trabajo y en lo que consiga te empiezo a enviar. Recordó que los ocho meses que estuvo en Curazao a los niños no les faltó nada. “Eso eran bolsas de comida y cajas de pañales. Hasta los momentos mi hija es una buena hija y una buena madre”.

Sus hijos eran todo para ella. Lo que su hijo mayor pedía ella se lo daba, incluso en diciembre ella consiguió y le consiguió su bicicleta. Su sueño eran sus hijos.

[9:45]

¿Qué siente hoy que no sabe nada de Yoselin y hay unos cuerpos en Curazao que no se sabe de quienes pudieran ser?

Siento una nostalgia de no saber del paradero de mi hija y siento una esperanza en Dios para que me la devuelva viva y si no le pido a Dios mucha resignación porque esto es duro para una madre. Tengo siete hijos, me quedan seis, a Yoselin yo no la siento muerta, porque mantengo la esperanza hasta lo último, hasta que se haga esa prueba de ADN y me digan si es o no es, porque yo no la siento muerta.

¿Sí ella estuviera en Curazao ya se fuera comunicado?

Sí, por eso digo que sí está viva no debe estar bien de la cabeza, debe estar enferma. Para ser como es Yoselin conmigo, ni con todo el dolor del mundo que ella tuviera no me fuese llamado para que sepa yo que ella está viva. Al menos que esté encerrada, detenida o algo.

¿Cuántas personas salieron en esa embarcación ese día?

Unos dicen que salieron 32 otros que fueron 31, pero en todo caso no hay una cantidad exacta de los que salieron ya que eran muchas personas. Una de las cosas por las que sucede el naufragio fue eso, que iba demasiada gente, iba con sobrepeso. Esas son lanchas pequeñas.

[12.06]

¿Ella pagó por ese viaje?

Sí, ella pagó dólares, en ese entonces eran 100 dólares, ella lo tenía guardado, trajo de Curazao 300 dólares para una emergencia y yo se los guardé. Cuando decidieron irse ella pagó el pasaje de su hermano, su cuñado y el de ella.

[12.30]

¿Qué cambios ha sufrido la familia después de haber transcurrido siete meses?

Bueno, yo he tenido el apoyo de la familia y nos ha unido la tragedia a pesar de todo, pero como yo le digo este es un dolor muy grande, de nada sirve estar unidos con tanto dolor que tenemos.

[12.54]

Una enseñanza que le ha dado Dios

Lo único que te puedo decir es que bueno, que las cosas pasan por algo y el tiempo de Dios es perfecto y es una cosa vivida y sí está escrito para que tenga que vivirla, lo asumo.

Por mí no, por esas criaturas, yo lo único que le estoy pidiendo a Dios ya es que en un futuro me deje descansar en paz, pero esas criaturas que se están levantando sin el apoyo de sus padres, sin una esperanza de decir que van a tener un futuro. Nada más yo, una mujer de 54 años luchando por so niños, no se puede eso es fuerte.

El gobierno dice que me ayudó, me indemnizó. Eso es embuste, puros embustes, el día a día del pan de mis nietos lo lucho yo Rosario Coromoto Piña y que venga alguna autoridad de Colina a decirme algo, yo no le agradezco a ninguna autoridad del distrito Colina que me haya dado ni un pañal ni un pote de leche para mis nietos, esa es otra cosa que les quería decir, pero a veces por no luchar contra la corriente me dejo llevar. “Pero el pan de mis nietos lo busco yo.

¿Pagaron algo por repatriar el cuerpo de su hijo?

No, eso sí se lo agradezco al gobernador y el alcalde. Pero de resto, de la desaparecida me dijeron que me iban a indemnizar porque tenía dos niños menores de edad, nunca hicieron nada. Lo único que les agradezco es que me ayudaron con todo el funeral de mi hijo. Ni un trabajo, como ya yo estoy vieja no les sirvo para trabajar.

¿Algún avance en la búsqueda?

Nada, solo entrevistas y declaraciones en los organismos, la Cruz Roja se puso en contacto con nosotros para ayudarnos en la búsqueda, pero nada. Yo guardo la esperanza en Dios de que mi hija puede aparecer en algún momento, Dios tiene la última palabra.

Entrevistador: Irene Revilla

Fecha de la entrevista: 17/08/2018

Lugar de la entrevista: En La Vela de Coro

Cantidad de audios:2

Duración de la(s) grabación(es): 13:40 y 2:59

Material relacionado: Los balseros sin identidad

Han pasado siete meses y yo sigo en lo mismo, tratando de resignarme que mi hijo está muerto y mi hija con una esperanza que algún día aparezca viva

Rosario Piña

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información adicional

Agresor

No aplica

Duración

15 – 30 min

Género

Femenino

Nivel de educación

Secundaria

Región de Venezuela

Centroccidental

Tipo de entrevistado

Familiar/amigo

Fecha de la entrevista

20180817

Naturaleza de la violencia

No aplica

Consecuencias de los hechos

Salud mental y conductual

Fecha del incidente (si aplica)

2018

Tipo de violencia según agente

No aplica

Share
Translate »