Deprecated: class-phpmailer.php is deprecated since version 5.5.0! Use wp-includes/PHPMailer/PHPMailer.php instead. The PHPMailer class has been moved to wp-includes/PHPMailer subdirectory and now uses the PHPMailer\PHPMailer namespace. in /var/www/wp-includes/functions.php on line 5051
Lisbeth Santana, funcionaria despedida por firmar referendo | VOYZES

Lisbeth Santana, funcionaria despedida por firmar referendo

Descripción

Lisbeth Santana

Lisbeth Santana es funcionaria pública de carrera. Fue despedida del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), por apoyar el referendo en contra de Nicolás Maduro.

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Jesymar Añez Nava

Nombre del entrevistado: Lisbeth Santana

Fecha de nacimiento: 14/10/64

Edad al momento de la entrevista: 54

Género: femenino

Nivel de educación: Secundaria 

CiudadMaturín

MunicipioMaturín

Estado: Monagas

RegiónNororiental

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?:

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: 30 junio 2016

Temas de derechos humanos relacionados: Trabajo, Participación política

Tipo de violencia (si aplica): Política 

Agresor:  Estado venezolano

Consecuencias de los hechos relatados: No informa

Transcripción

Lisbeth Santana, natural de Caracas, tengo 18 años viviendo aquí en Maturín. Yo comencé a trabajar en el Seniat en el año 95 como asistente administrativo, fui escalando hasta grado 8 hasta el día de la destitución, había pasado en varias áreas, todo perfecto, todo bien, todo chévere y comenzaron a presentarse algunas situaciones en la oficina pues, los acosos dentro de la oficina, la gente comenzó a rebelarse, muchos no nos queríamos quedar callados por los amedrentamientos, el jefe de repente pasaba por la oficina y nos decía este si no hicieron tal cosa atenganse a las consecuencias, no quiero lloradera, o sea siempre sino entonces hacía lo que llamábamos el acoso sexual, este nos tomaba desprevenidas en el pasillo cuando no había nadie, cuando nadie escuchaba, porque de repente uno se lo podía conseguir en las escaleras, entonces la gente reaccionaba y si reaccionaba él amedrentaba de otra manera y así muchas cosas.

Nos comenzó a privar de los beneficios que nos correspondía a todos, por ejemplo, si yo estaba de reposo, que tuve tiempo de reposo porque yo soy operada de la cervical, mi lesión fue laboral, me operaron dos veces de la cervical y el Seniat cuando yo hice mi solicitud en el año 2009, 2010, hice las primeras solicitudes de incapacidad laboral, el Seniat se encargó de que me negaran la incapacidad, eso no solo ocurrió en mi caso sino que ocurrió con varios casos a nivel nacional, la jefe de división de seguridad social del Seniat visitó las dependencias del Seniat a nivel nacional y entrevistó a cada una de las personas que tenía uno o dos o tres meses de reposo para saber qué era lo que estaba pasando y nos instó a que solicitaramos lo de la incapacidad, nosotros efectivamente hicimos eso, nos fuimos para todas las oficinas que nos correspondía, a mi me tocó ir para Caracas para que me hicieran una evaluación médica y estando allí, llevando todos los exámenes médicos para que un comité en el Hospital Alejandro Rodes Pérez Carreño nos hiciera la evaluación a pesar de que habíamos llevado todos los informes médicos, ellos decidieron así sin ver los exámenes, de hecho los levantó en el aire y lo vieron a contraluz, lo bajaron así y dijeron negada la solicitud y yo me quedé así a mi me dio una crisis nerviosas en el momento, yo salí con las manos torcidas, en crisis, en llanto, porque de verdad que yo tenía para ese momento una situación delicada de salud, tengo compresión radicular en 55 por ciento, mi médula está comprimida y esos son dolores por la inflación, no puedo levantar los brazos, no puedo hacer peso, no puedo hacer una cantidad de cosas.

Por qué digo que es una enfermedad laboral, porque yo trabajaba en la unidad de contribuyentes especiales con una jornada de 8 a 10 horas diarias, porque trabajaba en una taquilla de banco y hasta que esa taquilla no cuadrara banco Seniat, nosotros no nos podíamos ir, hasta que el banco no cuadra hasta que el banco no cierra taquilla, nosotros no nos podíamos ir y yo hacía toda la jornada parada porque no había sillas adecuadas para tal fin. Las que estaban, estaban dañadas y no las sutituían ¿Qué pasa? que cuando hubo el cambio de Banco Industrial y mandan la taquilla a la nueva sede del Seniat, cuando construyeron la taquillería y todo el módulo, lo hicieron muy elevado, ¿Qué pasó? que mis brazos quedaban alineados a los hombros, o sea la elevación era esta, a nivel de hombros, esa era la altura de la taquilla, la taquilla no era lo suficiente baja, entonces para poder llegar allá arriba tenía que estar en algo muy elevado. Yo solicité una plataforma o una silla más alta que me permitiera hacer el trabajo porque antes existían unos relojes que eran que uno metía el papel y sonaba ¡pácata!, sabes, y sellaba automáticamente, antes no era digital, antes estaban esas planillas que tu deshojabas y sacabas el papel del carbón y cada una de esas planillas las metías en ese reloj y eran cuatro hojas y tenías que sellar las cuatro hojas en un movimiento adelante hacia atrás todo el día, muchísimo, entonces, deshojar eso desglosarlo y pasarlo luego con movimientos de brazos a los lados laterales, que eran donde estaban los cajeros, yo tenía que hacer extensión de brazos de lateral para pasar esas planillas a los cajeros para que ellos recibieran el dinero, yo revisaba documentos, todas las planillas que el contribuyente está pasando yo tenía que verificar que la fecha, que el contribuyente, número de rif, que los montos que no tuvieran enmendadura, no tuvieran tachaduras, que estuviera debidamente firmado, que tuviera todo lo que correspondía a la planilla y tenía que avalar que eso era cierto, ¿Cómo? mediante una firma y si una hoja trae cuatro, o sea si un documento trae cuatro hojas yo tenía que firmarlas cuatro veces y pasar por el sello cuatro veces y el movimiento es hacia delante y hacia atrás de muñecas y brazos, levantar el brazo para recibir de la taquilla, bajarlo a una plataforma un poquito más abajo, entonces ese movimiento de extensión de brazo todo el día en una jornada de ocho horas parada hizo que yo en un momento en el que el Seniat transfirió las competencias de las empresas petroleras de las regiones a nivel normativo, los contribuyentes especiales tuvieron que comenzar a presentar sus documentos y eso eran los archivos, informes y eso era carpetas y carpetas grandísimas, lotes, lotes y lotes de carpetas que había que recibir hoja por hoja y ya no las firmaba todas ¿Qué hacía? tenía que sellarlas como recibido, yo me lesioné el manguito rotador haciendo esto (moviendo las muñecas) y entonces el estrés del trabajo, tenía para ese entonces el volumen de contribuyentes era muy alto, había una sola taquilla de funcionario para recibir todos los documentos, entonces el contribuyente que llegaba con esos expedientes querían que lo atendieran de inmediato, pero yo tenía una cola de contribuyentes entregando planillas para pagar, entiendes, eso generaba un estrés y la gente gritaba de aquel lado y mi jefe gritaba de este lado porque no me apuraba más, o sea, de hecho hay documentos donde yo le solicitaba cambio de área y ellos decía no me da la gana cambiarte de área, era complicado, era muy complicado.

Me lesioné y bueno, luego a los cuatro años vuelvo a tener una recaída porque tuve que reincorporarme a trabajar y bueno nada, otra vez me reincorporé a trabajar y tuve una recaída porque me dio artrosis cervical. ¿Qué era lo que estaba ocurriendo? tengo una compresión, tengo todas las vértebras de la C3 a la C5 totalmente fusionadas, tuvieron que quitar los aparatos que habían colocado en la operación anterior, retirarlos, sustituirlos y descomprimir hasta donde se pudo pero no pudieron tocar la médula, eso quedó ahí, eso está fusionado todo, entonces, no puedo estar mucho tiempo parada, ni mucho tiempo sentada porque yo tengo una desviación de la columna, se rectifica la columna por completo, toda mi columna hasta la dorsal está rectificada como un lápiz, entonces hay ciertos movimientos de cabeza que no debería hacer ni para arriba ni para abajo por la fusión que tiene y los dolores son bastantes, eso eran medicinas y medicinas que a mi me mandaron, eso fue impresionante, vuelvo a hacer la solicitud de incapacidad porque volví a recaer, no me recuperé de la operación, a mi me operan y no me recupero por completo los dolores y la inflación eran impresionante, yo tenía el cuello deforme, eso era algo que a todo el mundo le llamaba la atención porque yo tenía un lomo, yo no tenía, no se me veía ni la clavícula, todo esto era inflamado, volví a hacer la solicitud, el Seniat en vista de que yo tenía ya dos meses, tres meses de reposo, me empezaron a presionar, llamaron a uno de mis médicos que trabajaba en la Policlínica de Maturín en su consulta externa, es un neurocirujano, y porque yo había cambiado del que yo tenía que me había operado anteriormente, que era especialista, un neurocirujano también especialista en esas lesiones, sin embargo cambió porque coye porque había el problema de que estaban acosando a las clínicas de hecho caigo en reposo porque me tuvieron que sacar de emergencia con el dolor que no me podía ni mover me llevaron a la clínica, de la oficina me fui a la clínica, este no me atienden porque no aceptaban el seguro del seniat, pero mi médico está allí y me dice: mira pagar por una consulta externa lo que pagan por emergencia con relación a la consulta externa, mejor atenderte en la consulta externa porque allá tampoco te voy a hacer nada. Yo me sentaba allí y le decía doctor quíteme el dolor, él me decía: eso no se te va a quitar tu vas a tener que aprender a vivir con eso, eso es gracias al Seniat pues. Tal es así que él me indica el reposo, me manda los medicamentos, me dice que tengo que estar de reposo que tal y que se yo.

El Seniat ofició al Comité de la Policlínica, del directivo de la Policlínica, que dieran fe de que yo estaba enferma y por qué yo estaba enferma. Entonces llevaron ese caso al comité médico de la Policlínica, con la amenaza de hacerle una fiscalización a la Policlínica y a cada uno de los miembros de la mesa directiva. Por mi, tu crees que ellos van a tomar el riesgo por mi y me dijo: no te podemos seguir atendiendo porque estaban siendo amenazados y amedrentados ¿Por qué me pasa a mi? Caigo en depresión, mi médico no me puede atender, mi propio médico se siente amenazado, eso pasó en la Policlínica y paso en la, ay se me olvida la que está por las avenidas...

Jesymar: Elohim...

Lisbeth: no la otra la que está más abajo...

Jesymar: Centro de Especialidades Médicas...

Lisbeth: no la otra, la que está antes... (risas)...

Jesymar: Tierra Santa...

Lisbeth: Isamica. A Isamica le hicieron lo mismo, se le presentaron unos funcionarios, con el documento, irrumpieron en la consulta médica, porque mi médico trabaja en la tarde y su hija en la mañana, los dos son neurocirujanos y una persona se le presentó así estando en consulta con un paciente, abrió la puerta sin pedir permiso sin esperar que estuviera alguien ni nada, que tenía que darle la respuesta en el momento y todo lo demás cuando ella ni siquiera era mi médico, cosas así, a mi me persiguieron durante un buen tiempo, este me decían, me daban el reposo, acosaban a los médicos, se presentaban en las consultas y le decían que no.

El mismo Seniat solicita al Seguro Social mediante un oficio para que me hagan una evaluación, comenzaron a llamar todos los casos, porque yo no era la única había más funcionarios que estaban delicados de salud, pero de ese círculo de funcionarios la que más estaba delicada era yo porque yo tenía las dos operaciones, llegó un momento en que yo no me podía peinar, no me podía bañar, no me podía agachar, ni amarrar los zapatos y me mareaba cuando subía la cabeza yo estaba, bueno, ¿Qué pasa?, reuno todos mis exámenes nuevamente, los actualizo me vuelven a hacer nuevas resonancias, nuevas radiografías, tomografía, todo, mis informes médicos, luego cuando a mi me operaron por segunda vez, me operé en Caracas con un especialista en vértebras con especializaciones en Alemania, lo mejor en vértebras, un traumatólogo del Centro Médico de Caracas, y él me hizo todos mis informes, todo, cuando me toca el de la cita, mi sorpresa: la misma persona que me había evaluado la primera vez es que me evalúa la segunda, cuando vio todos los documentos y vio mi nombre: ah es que tu eres Lisbeth Santana y es que a tí no ne te bastó la primera vez que yo te dije que está negada chica, así sin ver los exámenes, ni los informes, porque yo llevé el historial, ¿Cuál es el historial? Que me operaron la primera vez y me la negaron y estaba la carta que emite el Seguro Social donde me la niegan, los nuevos exámenes, con los nuevos informes, con los nuevos reposos, con todo, nuevamente, donde me volví a operar, todo actualizado y cuando se lo presentaron mira ella dijo que no, yo salí con una crisis depresiva, yo decía bueno o sea trabajar bajo esas condiciones, con esa presión, yo estuve a punto de renunciar inclusive, porque la presión era o sea, aquí vinieron a mi casa chica, aquí vinieron a la puerta de mi casa y estaba yo para el hospital y del hospital fui a la clínica estaba en la clínica Santa eh La Esperanza en las terapias pero tuve que ir al hospital a buscar una cita en el hospital para que me atendieran por el hospital y luego me vine para acá y como yo estaba con lo de las terapias porque es que económicamente no era soportable hacer todo, necesitaba un informe médico para poder ir a un CDI que me hicieran las terapias porque ya yo no tenía económicamente cómo pagar las terapias que me mandaban, 20 terapias, 10 terapias, eso era todos los días un transporte ida y vuelta este, era el costo, era una crema que había que llevar inclusive, porque eso uno lo lleva y aquí, mira dónde estás tu, no estas en tu casa, no, estoy en el hospital y de allí voy para la casa, bueno por qué te moviste, porque te tengo que notificar, notificarme que me iban a hacer la evaluación médica, a bueno mira yo estoy en tal parte, vino un supuesto paramédico enviado de Caracas que grabó todo lo que yo estaba haciendo, me estaban haciendo una radiografía de codo, porque me dio una epicondilitis de codo izquierdo este y yo me acababa de hacerlo, saliendo de la clínica de hacerme la radiografía y la gente esperándome allí y le tomó foto a la radiografía, que no tiene nada que ver porque el reposo era otra cosa y me dio eso, total que ellos me persiguieron por todas partes, fui muy perseguida por esa cosa, yo no salía de mi casa, porque a mi me decían no salgas porque donde te vean te van a tomar una foto y te van a hacer tal cosa, me tenían asustada, mira que le van a hacer una foto a fulanito que está en tal parte y si te ven en tal parte y yo estaba de reposo y no podía salir de mi casa y el reposo no era en cama sino que tenía que estar tranquila no estresarme una cantidad de cosas y sin embargo pasó eso.

Ellos luego de todo eso que ellos me suspenden hasta el sueldo, me suspendieron el sueldo, me suspendieron el cesta ticket, este fue, me tuve que para que me volvieran a restituir tuve que hacer una solicitud. Mis compañeros hicieron entre todos reunieron entre todos para que yo tuviera con qué comprar comida para mi casa, eso fue, mis compañeros dando cesta ticket para ayudarme a mí, ellos me hicieron pasar a mi por eso y luego cuando yo me incorporé ellos no me hicieron asignación de funciones, me tenían sin hacer nada, yo me senté en cualquier puesto que yo conseguí, de paso, porque el escritorio que yo estaba utilizando en aquel entonces, lo tenían con cosas montadas encima que eran del mismo trabajo pero como que no tenían donde ponerlo y lo pusieron allí y una compañera se fue de vacaciones y me senté en el puesto de ella, no me hicieron asignación de funciones, o sea yo no sabía lo que iba a hacer, me la hicieron la semana antes de hecho, yo tenía, dos vacaciones vencidas, dame mis vacaciones, yo se que ustedes no me quieren aquí, dame mis vacaciones y todos los días hablaba con mi jefe, con mi supervisor inmediato: oye por favor dame mis vacaciones, (él) coye sí yo tengo que hablar con él ahorita ya voy, ya voy para allá, y así me tuvo dos meses, dos meses y 15 días, algo así, hasta que un día vinieron de normativa legal de Caracas y me llamaron, el 30 de julio de 2016, me entregaron un oficio, que no tenía números, solo tenía fechas con un sello de firmas, una firma que se suponía que era del superintendente, pero después nosotras comparamos con otras firmas del mismo superintendente y todas las pusimos así, la que le entregaron a esta, el oficio, todas las mismas cosas legales de la misma oficina pusimos todas las firmas así y todas eran diferentes, no sabíamos ni siquiera quién realmente las había firmado, pero como las firmas digitales son legales, pero entablarse con cualquiera, me parecía que la había firmado cualquiera con un marcador y cuando yo llegué me llamaron a la oficina del jefe, lo que él, cada vez que él quería hacer un llamado de atención él se buscaba testigos, él metía a tres o cuatro personas en la oficina y delante de esas personas me amedrentaba, me decía lo que le diera la gana si yo respondía, ellos eran testigos de lo que yo le estaba respondiendo, ese día estaba la jefe de fiscalización y tres fiscales más la de normativa legal y la secretaria todas alrededor, o sea tenía cuatro personas detrás de mi, él en el escritorio de él y la de normativa legal al lado, él no me miraba a la cara, buscaba que él me mirara a la cara y nunca me miraba a la cara, buscaba en la computadora, buscaba en las gavetas, volteaba para todos lados.

Jesymar: él era quién, él era superintendente del Seniat

Lisbeth: no, no, él era jefe de tributos internos del sector de tributos internos de Maturín, Nelson Urbina, que era el que estaba para ese entonces, ya hay otra persona.

Jesymar: todo eso transcurre, todo el acoso laboral, ocurre en qué año, ocurre en el mismo 2016 o un año antes.

Lisbeth: no un año antes.

Jesymar: en el 2015

Lisbeth: desde el 2015 al 2016, en el 2016 cuando ya, porque a mi me operaron en el 2012 y yo me reincorporé a trabajar, me reincorporé prácticamente a trabajar en el 2013 y en ese momento a trabajar y muchas veces tuve hasta 2 y 3 meses de reposo porque es que lo que yo tenía no era fácil, no era nada fácil.

Jesymar: Por qué crees tu que te ocurre todo esto, porque te acusaban de reposera o porque

Lisbeth: no

Jesymar: Porque tu presentaste una acentuada o marcada línea política o porque no te la llevabas bien con los jefes

Lisbeth: no, fíjate, nosotros siempre, los que nos decían era lo que nosotros hacíamos. Te tienes que poner la franela, nos poníamos la franela, te tienes que poner la gorrita, nos poníamos la gorrita, siempre que ellos suministraran eso ok, todo el mundo siempre supo quién era cada quien, cuál era la postura política de cada quien, el opositor no hace proselitismo político, era un opositor silencioso hasta el día en que nos cansamos, el día que nos cansamos y dijimos no más ok, llamaron a referéndum, están ustedes de acuerdo, vamos a firmar, se recogieron las firmas para solicitar el referéndum. Sabes que hubo unas prefirmas que luego fueron validadas o no esas, esas firmas, como esas sí las podían validar por el CNE si fuimos o no, la mía aparecía pero no fue validada ok, yo aparecí que firmé pero no fue válida porque las mesas de ese día, las mesas que hubo en la ubicación de la plaza de La Cruz esas no validaron nada de las que se registraron allí, este, nosotros nunca fuimos a concentraciones ni marchas de la oposición precisamente porque cuando lo hicimos la primera vez, hubo un evento que hubo una marcha por la Rómulo Gallegos, estaban desde unos puntos y desde unos vehículos en específico tomando fotos, de hecho después que a mi me despidieron también ocurrió tomaron fotos a todos y era el grupo TUPAMARO que tiene una oficina sede en Pdvsa Maturín y un compañero, un amigo, que obviamente no voy a nombrar que trabaja en Pdvsa, entró a esa sala, era una sala situacional y tenían un mesón grandísimo llenos de fotos y en esa fotos estábamos muchas personas conocidas de él, inclusive familia de él, y él se quedó muy sorprendido porque éramos gente todos muy allegados a él y nos hizo un llamado de atención que no volviéramos a ir porque ya nos habían marcado en diferentes, pero por lo menos yo había ido a una sola y los demás a varias, a todos los eventos, entonces bueno, mis hijos no me permitían que fuera porque tenía que caminar mucho y eso no me hacía bien para la salud, todo era un estrés porque si tenía que correr o si tenía que pasar algo o sea que no me expusiera.

Total que cuando ellos nos entregaron la carta de destitución yo pregunté, ajá, y esto qué es. Bueno, así como el superintendente tiene la potestad de ingresar a la administración pública a quien se le dé la gana también tiene la misma potestad para prescindir de ellos eso fue lo que me respondió la funcionaria de normativa legal, pero resulta que eso no es tan cierto porque existen unas normas y está en las constituciones, la que estaba antes del 99 y la que está después del 99 como yo estoy antes de la del 99 pasamos a ser funcionarios de carrera, no somos de libre nombramiento y remoción, este nosotros a menos que estemos inmersos en un acto delictivo estuviéramos en averiguaciones en corrupción, en malversación, tuviera algún procedimiento administrativo mal hecho, era la única forma de que a nosotros nos pudieran destituir del resto a nosotros no nos podían destituir por ninguna otra y nos protegía la constitución del 99, yo soy funcionario de carrera y ellos obviamente no me podían tocar. Mi expediente totalmente impecable, solamente reconocimientos, yo representé al Seniat en los Juegos Interempresas en Guayana una selección nacional, representé a mi región, campeona durante 9 años, en la disciplina en la que me desempeñé hasta durante ese tiempo y fuimos equipo campeón durante todos esos años, representé al estado Monagas en un nacional en la disciplina que realizaba, ellos conocían eso, y nunca hubo un procedimiento, una investigación, una averiguación, jamás, impecable mi expediente, inmenso, así, de este tamaño, nunca, nunca, nunca hubo algo que yo hiciera mal, ellos no pudieron demostrarlo.

Tal es así que yo el 18 de julio del año 2016 interpongo una demanda contra el Seniat, yo los demando a ellos porque bueno la Ley me protegía, la Ley de Carrera Administrativa, la misma Ley del Seniat, porque el Seniat tiene unos estatutos internos propios, ellos violaron la constitución en diferentes puntos, artículos, bueno, yo fui asesorada por el doctor Eduardo Oviedo, especialista en derecho funcionarial, eh muy recomendado con una basta experiencia aquí en el estado él y su equipo de trabajo excelentes abogados, nos asesoraron, yo le hice seguimiento también a mi caso, se le hicieron las visitas correspondientes, visitabamos y leíamos y ¿Qué hay? ¿Qué piden? los lapsos, para que no se pasaran los lapsos, yo siempre le hice seguimiento a mi caso para que no lo abandoran y para que no lo dejaran solo, yo mi caso lo seguí, conocí al alguacil, lo llamaba, que si hay algo nuevo, que si usted quiere y ve el expediente, iba, yo lo solicitaba, lo leía, aprendí a conocerlo, fue directamente al Contencioso cuando nosotros pusimos la demanda fue directamente al Contencioso y la jueza nos declara en el 2017, que yo gané el caso y me da con lugar, todo lo que yo solicité, la restitución de mi cargo, la restitución de todos mis salarios caídos, este los años, la continuidad laboral, yo gané absolutamente todo lo que se le solicitó, de hecho cuando ellos me incorporan no me pueden incorporar a ninguna otra parte que no sea donde yo estaba, ellos no me pueden mandar para Santa Elena de Uairén ni para El Vigía ni para La Fría, ellos me tienen que dejar en la Unidad de Contribuyentes Especiales del Seniat del sector Tributos Internos Maturín en más ninguna otra parte, no me pueden mover de allí. Me tienen que pagar todo lo que me dejaron de pagar desde el día en que me destituyeron desde el 30 de junio.

Ellos apelaron la decisión y se van a la corte, el caso llegó a la corte en agosto de 2017 yo me fui a Caracas a hacerle seguimiento en Caracas, fui a la corte y comenzó el proceso de los lapsos, el Seniat tenía que presentar sus alegatos, su elementos probatorios de ahora de su defensa, porque él está apelando la decisión de la jueza de Maturín, se vencieron los lapsos y ellos no presentaron ni un solo documento que dijera que ellos tenían la razón, no consiguieron nada, porque no había nada, ellos sabían que tenían todas las de perder, pero ¿Qué hicieron? dilataron, dilatar el caso, que pasaran los días, que pasaran los días, y en marzo de este año (2018) este se cumplieron los lapsos y vuelvo a ganarle al Seniat ahora solamente falta que el juez, la corte, la Corte Primera en Derecho Administrativo, ratifique la decisión de la juez anterior eso es todo. De hecho yo me fui a Caracas, mis abogados me asesoraron hasta aquí, hasta aquí llegamos nosotros, porque si no tendría que pagarles viáticos por cada viaje que fueran para allá, de dónde si yo me quedé sin trabajo, mantenida de mis hijos una cosa muy dura porque después de ser el proveedor durante toda la vida de mis hijos, de mi hogar, ser dependiente no es nada fácil con una situación de salud que no está del todo bien, porque qué aspira uno, cumplir los 25 años de servicio, 55 años de edad, esperar la jubilación y quedarme en mi casita cuidando a mis nietos, bueno o a ir a visitar a mis hijos a cuidar a mis nietos, eso es lo que uno aspira, quedarse tranquilito en su casa con su pensión. Yo no puedo aspirar a eso porque ellos me despidieron a mi con 23 años así, yo no tenía nada de nada cuando yo me fui para Caracas porque coye ya gané, yo quiero, vamos a seguir y no me voy a rendir, seguí y este me fui a buscar un abogado a la Defensoría Pública porque nosotros tenemos ese derecho de ir a buscar la asesoría de un abogado pagado por el Estado, eso no es mentira, eso es verdad, tu vas y te asesoran y entras de acuerdo al tipo de caso ellos te asignan un abogado que te representa, te acompaña en el Tribunal.

Yo me entrevisté con ella, ella se leyó mi caso, nos vimos en la corte, comenzamos a hacer las diligencias, ella lo que me pidió fue apoyo porque son abogados que tienen muchos casos, muchos casos, me dice su caso es muy fácil señora Lisbeth solamente es que estar haciéndole seguimiento, venir o hacer una llamada en la corte porque en la corte es muy fácil todo, tu llamas por teléfono solicitas el expediente, ellos lo buscan por sistema y te dicen cuál es la última gestión que hay, pero como para mi era un paseo irme para allá porque estaba en Caracas en El Rosal y yo me iba, yo llegaba saludaba a la gente y te voy a decir, me trataron muy bien y muy atentos muy, la gente es muy atenta muy cariñosa no te tratan mal ni te miran mal no, gente muy profesional dedicada a su trabajo. La muchacha yo le avisaba que había que hacer una diligencia porque hay tal cosa, te tengo que dejar un poder de representación porque me tengo que regresar para Maturín y no puedo ir y venir. Fuimos hicimos la diligencia y ella se queda representándome ante el Tribunal y bueno y ya, porque ya tenía muchos meses allá y tenía que regresar a mi casa, pero sigo, yo puedo llamar al Tribunal y me dice no no ha pasado nada, todavía el juez no porque le dan prioridad a otros casos, porque bueno porque los Tribunales son así, pero hasta el momento yo no he gastado medio en eso, quizá bueno cuando ya salga la sentencia firme de parte de la corte que ellos manden el caso, lo devuelvan a Maturín yo haga la solicitud de ejecución de la sentencia, que es lo que se debe hacer, a bueno que el Tribunal solicite o oficia un contador público de oficio que recalcule todas mis prestaciones todos mis salarios caídos todos mis beneficios todos eso para que me lo paguen.

Jesymar: tu recuerdas qué fue lo que sentiste cuando el juez dijo que habías ganado el caso.

Lisbeth: me puse a llorar y lo puse en las redes, lo puse en las redes para que la gente supiera que no tenían que rendirse, sigan luchando porque sí es posible, yo vi muchos casos de mis compañeros cuando yo fui a la corte no había llegado, yo fui en enero, en marzo, en febrero, no no ha llegado y llegó en marzo pero yo tuve que buscar en libros, en carpetas y veía los nombres de mis compañeros, mira aquí está fulano, pensé ahh también a fulano lo botaron, pensé, a recordar, en toda la gente que uno conocía a nivel nacional porque como yo fui deportista y representé a mi región a nivel nacional uno conoce a otros compañeros de otras regiones uno termina conociéndose y como yo también trabajé en región capital conocí a muchos. Luego ellos comenzaron a llamarme: tú qué hiciste y cómo hiciste, estuve pendiente de mi caso, yo no abandoné mi caso, no dije no importa déjalo ahí, no, que el abogado que se ocupe, mentira, el abogado no se ocupa, tienes tú que estar ahí, ponerle corazón, porque de repente mira lo ponen allí y de repente le ponen otro poco de poco de poco arriba y no se acuerdan que debajo de esos está el tuyo, pero está en el escritorio del juez. Así me dijeron un día: está en el escritorio del juez cuando lo sacaron del escritorio del juez lo archivaron y dónde está tu caso, tu caso está archivado, pero por qué está archivado si estaba arriba del escritorio del juez, entonces, coye puedes hacer el favor de hacer la solicitud para que se lo pongan arriba del escritorio del juez porque ya se vencieron los lapsos y él no tiene que leer ni siquiera, ni siquiera tiene que estudiarlo, él lo que tiene es que ratificar la sentencia anterior porque no tiene más nada que hacer, él no tiene que dictar una sentencia.

Yo contaba los almanaques del tribunal, porque tienen días, ellos trabajan de martes a jueves, y decía ay Dios míos cuántos días son, qué día hubo despacho, no hubo despacho ese día, se atravesó Semana Santa... risas... la semana siguiente a Semana Santa y todo el mundo contaba los días, entonces ya listo, el Seniat no presentó nada, amiga usted volvió a ganar ahí el corazón me daba tucutucu.

Pero no es que, todavía hay que esperar, esperar a que el juez lo lea, vuelva, haga la solicitud de ratificación de la sentencia, lo oficie, lo devuelva, notifique a todos los entes porque tienen que notificarlo al Seniat, a la Procuraduría, la Contraloría y al Ministerio de Finanzas, son los entes a los que se les notifica porque todo lo que es dinero, es una nómina, la OCI que es la que maneja el presupuesto, eso es de que hay una asignación de partida para que yo me reincorpore, me tienen que pagar toda esa cantidad de cosas, todo eso es un movimiento de dinero y hay notificarle a la Procuraduría a la Contraloría porque yo tuve que presentar todas las cosas ante la Contraloría, mis documentos donde yo decía que es lo que yo tengo, con qué yo llegué y con qué yo me voy del Seniat.

Jesymar: una declaración jurada

Lisbeth: exacto.

Jesymar: qué siente Lisbeth al saber que le ganó al Estado, a una institución del Estado.

Lisbeth: la gente dice que eso no es posible y la gente está equivocada. El Estado se teme a sí mismo porque el Estado no gana nunca, dilata, pero no gana, el que se cansa de hacerle seguimiento es el que pierde, el que pierde las esperanzas de no seguir es el que pierde, si uno se cansa, ay no no voy a ir, no , no, yo tengo muchos compañeros que abandonaron su caso; cómo que no vas a ir, anda yo te acompaño y yo los acompañaba y las buscaba: mira vamos a ir, vamos todos, vamos pa' ya, yo te ayudo, yo te acompaño, anda vamos, vamos a ver qué te dice el abogado, y yo los acompañaba y yo hablaba porque ya yo traía un precedente, me entiendes, esos abogados que están allí no me van a echar cuento a mi que tengo 2 años luchando por mi caso, verdad, porque yo cumplí el 30 de este junio cumplí 2 años que me despidieron y 2 años haciéndole seguimiento a mi caso, olvídate de eso: no me voy a olvidar de eso. Sabes que después que luché tanto me voy a rendir ahorita que gané no chica, que se convirtió en sal y agua, pero marqué un precedente, yo le conté a mis amigos que todavía quedan allá y no todo el mundo se alegró, es que yo no lo estoy haciendo para que todo el mundo se alegre sino por los que no quisieron intentar y por los que lo intentaron y se olvidaron y sí se puede, no se rindan, ellos se temen a sí mismos.

Yo tengo una demanda, además de esta, yo tengo una demanda en Inpsasel por el caso de la lesión y eso nunca ha salido, ellos ni siquiera me han hecho la evaluación, ellos no me han vuelto a llamar y yo voy y pregunto, ajá qué han hecho: que no tenemos vehículos, que tenemos muchos casos, que el tuyo está en la cola y voy, dos veces al año voy porque eso tiene mucho más tiempo, muchos más años, pero yo los demandé a través del Inpsasel, porque la lesión fue laboral, uno no puede, o sea, tienes unos instrumentos que ellos mismos te proporcionan, que el mismo Estado te proporciona, crea eso para que tu te defiendas, no para defenderse ellos, porque para eso te ponen hasta un abogado para defenderte, para eso es la Defensoría Pública y son profesionales capaces, gente trabajadora. Ah que bueno, mira que tienen un, que a veces a ellos le jalan el hilito ese que dice mira cuidado con lo que haces, mira hasta dónde tu llegas, mira a veces no lo pueden controlar. Mira la chica (abogada pública) tenía 54 casos, 54 casos llevaba ella y por eso me decía: señora Lisbeth usted me puede ayudar porque yo no puedo ir todas las veces porque estoy aquí en el tribunal, pero yo necesito que usted le haga seguimiento y cualquier cosa me avise yo vengo, pero de que ella iba a estar montada en mi caso no lo iba a hacer porque es que tiene 53 casos atrás también pendiente, que no sé cómo están, a lo mejor unos están como el mío y otros no, pero la gente también tiene que poner de su parte porque no todo puede ser tan malo, no puedes ir por la vida diciendo pobrecita yo calimero, no, uno tiene que irse con mente positiva de que uno lo va a hacer, no rendirse, yo no me rendí y mira lo lejos que yo llegué y dentro de poquito si Dios quiere estaré reincorporándome.

Jesymar: y qué hace Lisbeth mientras sale esta sentencia, la ratificación de la sentencia.

Lisbeth: vive tranquila, relajada. Yo estoy como si yo estuviera de reposo, yo me lo estoy tomando así porque estoy en mi casa o sea la situación país económica, social, seguridad no da para que uno y yo vivo lejos de la ciudad y los casos de salir el transporte y si te dicen para que visites entonces te dicen que te quedes a dormir porque no te vamos a llevar de noche, cosas así pues, pero realmente yo estoy aquí o estuve seis meses en Caracas a raíz de que nació mi nieto, fue a acompañar a mi hija a disfrutar de mi nieto, porque mi hijo mayor se fue del país y mi nieto mayor nació fuera, ya que no lo puedo conocer entonces el que tengo aquí en Venezuela yo quiero estar con él, pues pero del resto nada. Mi otro hijo menor es el que vela por mi, me dice mamá tu y yo para lo que sea entonces él es el que me ayuda con todo.

Jesymar: además de tu situación de salud, el Seniat te quitó actividades que antes hacías. Por ejemplo, tu eras muy activa en los Scouts, eras dirigente Scout, pero el Seniat también te quitó eso o fue la enfermedad.

Lisbeth: no, fue la enfermedad. De hecho ellos nunca intervinieron en eso, de hecho ellos siempre me lo respetaron y venía el día de la pañoleta o del uniforme y yo lo portaba en mi oficina, yo iba uniformada a la oficina y algunos decían que te van a regañar porque estás así y yo decía yo no estoy desnuda, hoy no es día de usar camisa roja y yo iba con mi pañoleta y con mi uniforme. Cuando pedí permiso para cosas de los scouts era muy poco porque las veces que lo hice lo hacía en vacaciones, lo hacía en fines de semana, la organización de los eventos yo lo hacía en mis tiempos libres, realmente en mis tiempos libres, era lo más que hacía. Yo lo dejo porque ya estoy muy lejos, cuestión de transporte, es cuestión de, para ser dirigente scout hay que dedicarle mucho tiempo entonces no tiene sentido hacer las cosas a medias y los que me conocen sabe que yo no hago nada a medias y yo le dediqué 10 años de mi vida de manera ininterrumpida y económicamente, humanamente, yo les dediqué mi vida, pero llegó un momento en que ya no podía darle y llegó un momento en que yo ya me estaba convirtiendo en un obstáculo para que muchos otros compañeros crecieran y esos mismos muchachos que yo este ayudé a formar yo no me podía convertir en un obstáculo, yo tenía que permitir que ellos crecieran y salieran adelante y que pusieran en práctica todo lo que ellos aprendieron, de hecho siempre se los digo públicamente que estoy muy orgullosa de lo que ellos alcanzaron por ellos mismos y porque son profesionales, padres de familia excelentes, soy abuela ahorita de no sé cuántos muchachos, pero han echado para adelante y estoy orgullosa de ello, pero ya uno tiene que aprender a cuando tiene que dar un paso al lado no atrás sino a un lado.

Jesymar: si el día de mañana te dicen, mira Lisbeth tu tienes que reincorporarte ya al Seniat, vas a llegar al mismo puesto, vas y lo haces?

Lisbeth: en realidad...

Jesymar: es así de sencillo?

Lisbeth: sí lo es, de hecho ellos, soy yo la que les notifica a ellos, risas, yo tengo que solicitarle al tribunal la ejecución de la sentencia, eso es como cuando uno se divorcia igualito: ya salió pero alguno de los demandados tienen que hacer que el juez ejecute la sentencia para que oficialmente se valide y yo tengo que hacer eso. Yo lo puedo dejar allí un año, dos, tres, cuatro, lo puedo dejar allí hasta que yo cumpla los 55 años y los 25 años de carrera, quién es la interesada en regresar pues yo, y tengo que estar montada en eso. Pero qué sentido tiene ahorita como está la situación país, ¿Vale la pena que yo por 8 mil bolívares al mes haga eso, me incorporo ahorita así? No, no lo vale. Ahora yo me puedo sentar ahorita a esperar, ya el trabajo se hizo. Ahh ellos se tardaron, dilataron, pusieron un obstáculo, se presentaban a última hora, corrieron los lapsos, no solicitaron, ahh yo también, legalmente yo también puedo hacerlo, me entiendes. Yo puedo esperar a que todo esto pase, eso no se vence, no es que se venció y sino lo echan pa' tras, no ya hay una ejecución firme de una sentencia, yo puedo dejarlo allí y esperar a que se cumplan mis 55 años el año que viene, porque yo tengo 54 ahorita en octubre y tengo 24 años de servicio, los 25 se cumplen el año que viene. Entonces, yo puedo seguir esperando, ya yo gané, quizá la independencia económica que me daba el Seniat no es la misma que tengo ahorita porque a nosotros nos devaluaron el sueldo, por más que ellos le han agregado bonos de incentivo de, me enteré hace poco que tenían un bono de medicinas, como el de cesta ticket, por el mismo valor de la cesta ticket, igual de medicinas, este además hay el bono de la guerra económica, eso lo cobra la gente, las bonificaciones son las únicas que te aumentan el sueldo porque son dos meses de sueldo. Porque ¿Cuánto puede ser, 15 millones? Dime tú cuánto son 15 millones al mes, mi hijo me deposita a mi 20 millones semanal y no es nada, pero él sabe que como soy yo solita, él me dice después yo te mando más. Yo me arreglo yo sola, eso no me lo voy a ganar trabajando más que me toca trabajar del otro lado de la ciudad y no hay transporte, porque eso es una generación de estrés porque yo tengo que pagar un transporte que me saque de aquí para que me lleve para allá, porque transporte público no hay que me saque de aquí, a qué hora tengo que salir para llegar al aeropuerto, a la Floresta que es donde queda. No hay transporte, entonces vamos a llevarnosla con calma que pase lo que tiene que pasar en la vida, que lo que pase que tenga que pasar en este país de manera positiva que no nos podemos rendir y que va a llegar el momento que todo va a ser un mal recuerdo.

Jesymar: si pudieses recordar uno de esos días en los que había acoso, en los que hubo acoso laboral o sexual, quizá un poco más sexual, cómo te sentías.

Lisbeth: uno lo manejaba porque uno con poner la cara de mal encarada uno lo detenía, uno volteaba y se le quedaba viendo: no vayas a seguir. Él corría el riesgo de que lo grabaramos, porque muchos andábamos, o sea, él no nos dejaba entrar a su oficina con los teléfonos nos hacían dejar los teléfonos fuera de la oficina para que no lo grabáramos y sin embargo algunos lo usábamos dentro de nuestras ropas y grabábamos nuestras conversaciones, decían teléfono y nosotros: no, no lo tenemos, cuando los teníamos dentro de la ropa y ya lo habíamos puesto a grabar desde que salíamos, desde cuándo nos llamaban. Claro y cómo te defendías tu, su palabra contra la mía y él era el jefe. En la oficina no se permitía ir en vestido, pero por qué yo tengo que ir en zapato de goma, por qué yo no me puedo vestir como yo quiera, yo no estoy diciendo que voy a ir o sea, hay ropa adecuada para trabajar, pero todo el mundo.

No puede ser que la institución por la que yo trabajé desde el primer día con Moreno León, con el fundador, yo trabajé con él, yo trabajé en la Superintendencia del Seniat, yo empecé con Moreno León sentado a un lado de mi escritorio, con su visión, yo trabajé en la construcción de lo que tenemos, yo trabajé en la redacción y transcripción de todos los documentos con que se hicieron el Seniat: Seniat 1, Seniat 2, Exija su factura, Crédito Bancario, Débito Bancario. Yo trabajé construyendo lo que en otrora fue, pero no puede ser que en el año 2005 entra en el Seniat a trabajar como superintendente el actual superintendente, en el 2005, tenemos 13 años con una misma persona en el mismo lugar, ¿Dónde? si ni el presidente de la República dura tanto ¿Dónde? si ellos lo máximo que tienen que durar son tres años, me acuerdo la ley del Seniat, ¿Por qué él todavía está ahí? cuando estaba el capitán, nosotros queríamos mucho al capitán, pero tampoco es que lo venerábamos, el capitán modernizó mucho, pero no fue el que creó el Seniat como dice la gente, fue el doctor Moreno León con la doctora Moraima Campos, esos son papá y mamá del Seniat.

Jesymar: Cuando hablas del capitán, es Vielma Mora?

Lisbeth: ujum, claro, él modernizó, porque es que había alguien que tenía que darle continuidad a la modernización del Seniat no el carcaman que teníamos anterior, que iba en detrimento de nosotros, pero el capitán nos mandó a evaluar, nos mandó a reclasificar, nos mejoraron el sueldo. Yo me acuerdo que en el primer año nos aumentaron el sueldo tres veces, porque la broma de la clasificación estaba tan fuera de contexto que volvían a acomodar las tablas y entonces nos volvían a aumentar el sueldo y nosotros felices, pero era por eso hasta que crearon unas tablas cónsonas con la realidad y todo el mundo decía trabajar en el Seniat era lo mejor de lo mejor. Cuando a mi me juramentaron me dijeron: bienvenida al grupo de los mejores, claro porque era así. La selección del personal que allí trabajaba era óptimo y yo fui parte de él, yo trabajé con el gerente de fiscalización y eran cerros de expedientes, ayúdanos a leer y leías unos increíbles, increíbles currículums, una cosa que te quitabas el sombrero, que venían de unas empresas y ellos venían a trabajar con el Seniat y yo me sentía que: fulano de trabajar está trabajando aquí qué bueno, que bello, es lo mejor, maestrías, doctorados, gente capaz eso provocaba. Vestirse, arreglarse, ser imagen, nosotros teníamos un uniforme de traje, las funcionarias administrativas usábamos un traje de camisa, chaqueta, pantalón, falda, parecíamos unas aeromosas, con bufandas y todo. Ahora tu vas y ves a todo el mundo mal vestido con blue jeanes, zapato de goma, franelas, pero por qué la igualdad tiene que ser hacia abajo, tiene que ser hacia arriba, no puede ser, la gente tiene que buscar prepararse, superarse, pero así como te preparas académicamente para desarrollar un trabajo lo buscas para mejorar tu sueldo para mejorar tu familia. Es que dejar de ser uno, no te pintes más, no te maquilles más, porque tu te arreglabas mucho a otra no le parecía, pero por qué yo tengo que cambiar mi manera de ser de comportarme de llevar las cosas, porque tienen un proceso, no el proceso no puede ser para atrás sino para adelante.

Te voy a decir algo, yo soy una de las personas más atípicas con respecto a los temas políticos, porque yo pongo las cosas en la balanza y hay que reconocerlas como deben ser, las cosas positivas debes reconocerlas y las negativas también de ambos lados. Yo soy de las que reconocen las cosas buenas, que fueron llevadas por las personas equivocadas que no son las de arriba, son las que están en el medio para abajo que no recibieron supervisión, allí es donde están las cosas malas. Se hicieron cosas malas pensando en hacer cosas buenas, ese es el tema, se tomaron decisiones malas para crear buenos resultados y eso no fue así, pero por qué, porque había un pueblo que no estaba preparado para eso, le diste poder a un pueblo que no sabía qué iba a hacer con ese poder, no preparaste al pueblo para ese poder. Entonces qué pasó, cuando trajeron a ese pueblo a las instituciones del Estado que no sabían, porque es que hay que darle oportunidades a todos porque todos tienen oportunidades, yo no digo que no, que sí, pero no en detrimento de la organización sino para mejorar la organización y eso no ocurrió, privaron más los intereses económicos individuales que esa gente, que el grupito de la familia y los intereses familiares. Pero no estuvo mal desde un principio, lo que estuvo mal fue aplicarlo a gente que no estaba preparada a gente que no sabía qué iba a hacer con ese poder.

Te voy a explicar el jefe que yo tenía para ese entonces, él venía de ser jefe de Tributos internos de sector El Tigre, allá fue peor, allá hasta a los esposos de las compañeras de trabajo los llamaban para ofrecerles este los amenazaban, te podrás imaginar cómo llegaban las mujeres deprimidas, molestas de los acosos dentro de las oficinas y él sale preso de allí, ese jefe de sector salió preso y ¿qué? le dieron de premio el sector Maturín, lo mandan para acá como fiscal. Yo lo trataba, le decía coye que bueno, por allí viene la unidad de Punta de Mata a lo mejor te la dan a ti y no, tú crees, claro él ya sabía porque él es familia del superintendente y cuando nosotros nos enteramos que cayó preso: ay cayó preso qué horror, lo mandaron para Maturín: whats?... Él llegó amedrentando porque muchos llegan así, amedrentándonos, gritandonos, amenazandonos, señalando. El año pasado qué pasó, lo sacaron esposado otra vez por extorsión a unos contribuyentes y no salió él solo salieron otros compañeros que no debió pasar, pero alguien tenía que abrir. Yo le digo a los contribuyentes: ustedes al callarse al no decir, al no demandar, al no decir lo que está pasando se convierte en cómplices de esa gente, porque te están extorsionando, por qué te van a cobrar una vacuna, que te van a hacer una fiscalización, que te la hagan, la fiscalización no te va a salir tan cara como todo lo que te están robando así de sencillo, como no hay contabilidades perfectas no hay fiscalizaciones perfectas, pero denuncien acoso, amedrentamiento, denuncien extorsión, denuncien. Hay funcionarios que han sacado, que los han investigado, que le han hecho seguimiento y los han llevado preso, pero por qué no que me van a hacer una fiscalización, pero igualito te la van a hacer, denuncies o no denuncies te la van a hacer porque eso es legal, que me la van a tener montada encima, que te monten tu multa la multa no va a ser más, las unidades tributarias no van a hacer más de las legales, que las que dicen el código orgánico, que lo que ellos te están extorsionando, no se queden callados, la gente tiene que denunciar, tienes un instrumento en tu mano, úsalo, pasó en Punta de Mata, las autoridades que estaban en Punta de Mata ya salieron, preso hubo y todo por extorsión, pero uno solo. Si todos los contribuyentes denunciaran qué pasaría.

Jesymar: muchas cosas buenas.

Lisbeth: muchas cosas buenas, muchas cosas buenas pasarían, pero la gente tiene miedo, miedo de qué, que te hagan la fiscalización, que te la hagan, la multa va a ser menos que lo que te están extorsionando y tu la multa la puedes apelar. Yo voy a apelar esta multa, mira no estoy de acuerdo, buscaste un abogado y listo, porque la fiscalización por esto y por esto y ya, eso va a pasar como todos los casos, eso va a parar para los tribunales y vamos a ver quién lo va a mover porque el Seniat no va a tener la capacidad para mover tantos abogados. Y tu ves esa cantidad de expedientes que se quedan ahí durante tanto tiempo esperando una decisión. Vayan denuncien no se dejen extorsionar porque se convierten en cómplices, viciosos, viciados de ese proceso. A mi me preguntan mira qué hago yo, denuncia. Ay no, entonces no me preguntes, porque eso es muy difícil, si tu no hablas eres cómplices de ellos, si tu te callas, si aceptas que ellos te extorsionen te convertiste en cómplices de ellos, quién te va a defender así, no porque tu estuviste de acuerdo porque usted pagó. Denuncien, si todos los contribuyentes que son extorsionados adiestra y siniestra con la venia de arriba, no con la venia de los jefecitos y jefes de sectores, no más arriba más arriba pa allá arriba, porque esas maleticas siempre son repartidas así. Cuando esos contribuyentes comiencen a cerrar las bóvedas a cerrar sus cuentas, sus gavetas y dejar de regalar su dinero muchas cosas fueran distintas, la gente se acostumbró a eso. No no yo conozco a fulanito, conozco a perencejo y de qué te sirve cuando lo cambian, a este señor lo sacaron del Tigre esposado, lo sacaron de aquí también esposado, tu crees que ese ya no está en el Seniat, le dieron la aduana de Pampatar, lo sacaron de Tributos y ahora está en Aduana, son nóminas diferentes, ahora está en Margarita en una aduana, donde hay más dinero no, ese fue el premio, así funciona el sistema, le dieron un premio, así es.

Entrevistador: Jesymar Añez Nava

Fecha de la entrevista: 13/08/2018

Lugar de la entrevista: Zona Industrial, Maturín, Monagas

Cantidad de audios: 1

Duración de la(s) grabación(es): 1:10-:43

Material relacionado: http://vocesdeldesamparo.com/

Ellos sabían que ellos tenían todas las de perder, pero, ¿qué hicieron? Dilatar, dilatar el caso. Que pasaran los días, que pasaran los días, y en marzo de este año (2018)… se cumplieron los lapsos y vuelvo a ganarle al Seniat…

Lisbeth Santana

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información adicional

Edad

54

Género

Femenino

Nivel de educación

Secundaria

Región de Venezuela

Nororiental

Tipo de entrevistado

Víctima

Duración

Más de 1 hora

Agresor

Otro

Fecha del incidente (si aplica)

2016

Consecuencias de los hechos

No aplica

Naturaleza de la violencia

Física

Tipo de violencia según agente

Política

Fecha de la entrevista

20180813

Share
Translate »