Dora Anseume

Madre de Víctor José Olivares, un hombre de 33 años de edad asesinado en un procedimiento del Cicpc en Ocumare del Tuy, estado Miranda

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Rosanna Battistelli

Nombre de la entrevistada: Dora Anseume

Fecha de nacimiento: 04/04/1964

Edad al momento de la entrevista: 54

Género: Femenino

Nivel de educación: Superior

Ciudad: Ocumare del Tuy

Municipio: Tomás Lander

Estado: Miranda

Región: Capital

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: 

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista: 21/04/2018

Temas de derechos humanos relacionados: Vida

Tipo de violencia (si aplica): Física

Agresor: Organismo policial

Consecuencias de los hechos relatados: Físicas

Transcripción

Señora, Dora. Cuéntenos, ¿Qué fue lo que pasó con su hijo?

Bueno, para el 21 de abril mi hijo salió hacia la parte de Las Cumbres a hacer un negocio que era lo que él estaba… vendiendo rollitos para la cuestión de los animalitos y llegó en este momento un operativo del CICPC donde a él… los demás que estaban ahí corren y él se queda parado pues y ellos le mandan a que corran, él dijo que él no iba a correr, eso según versiones de los vecinos, porque yo no estaba en el momento. Él le dice que él no iba a correr porque él no era ningún delincuente, que él era un muchacho sano. En ese momento lo agarran, lo meten en la casa donde estaba él parado, revientan las puertas con una mandarria y lo hacen correr por todas las casas, como para cansarlo, le hacen decir… que diga pues que él era René, le decían “confiesa, confiesa que tú eres René”, no sé con qué intención, pero mi hijo le contestaba… eso todo lo dijeron los vecinos allegados allí, y dice que él es Víctor José, que él no puede decir que él era otra persona sino Víctor José. Ellos ahí… este… en esa casa robaron las pertenencias, robaron celular, dinero, golpearon a la gente para sacarlos hacia el lado de fuera…. este… los vecinos gritaban que no le fueran hacer daño porque era un muchacho sano, que por favor le pedían auxilio y también mi hijo pedía clemencia de que lo dejaran tranquilo, que no lo mataran que él era un muchacho sano. Bueno, todas esas cuestiones que es la realidad pero ellos acusaban a mi hijo de… de… de que era un tal René y no… yo por lo menos no conozco, no sé quién es René, no lo he visto para nada, no sé quién es y me supongo que mi hijo tampoco, porque él nunca se la pasaba por allá arriba, todo el mundo sabe acá, allá y acá que mi hijo de verdad ni se llamaba esa persona ni era un delincuente en las páginas del Ministerio de Justicia aparece donde mi hijo es totalmente libre de todo, todo, no tiene ningún antecedente.

¿Y cómo lo mataron?

Ellos lo hacen, después que lo hacen correr, lo arrodillan, según los vecinos y las declaraciones de esos vecinos, lo arrodillan y le ponen un arma, la hacen detonar, una de las mujeres lo hace que detone el arma y luego le disparan en todo el corazón y me lo matan. Lo llevan al hospital, en el transcurso del hospital ellos lo desnudan porque lo llevan… cuando llega al hospital llega desnudo, sin sus pertenencias, muerto, que es mentira lo que dicen que llegó vivo, llega muerto y bueno, otras cosas que me contaron… que no puedo certificar que.. que sea verdad porque yo no estaba en el hecho, no estaba ahí en esa parte pero… ellos supuestamente le inyectaron agua y lo bañaron, para según relato de lo que me dijeron es para borrar evidencias de la pólvora porque fue detonada un arma de cerca y no lejos, no era ningún enfrentamiento porque mi hijo estaba solo, cuál enfriamiento, mi hijo ni siquiera un cortaúñas cargaba mi hijo, mi hijo era una persona nerviosa que no le gustaba salir y cuando había operativos bueno, menos, se queda encerrado aquí en mi casa y más bien sus amigos le decían “no, no vayan a salir, quédense tranquilos, cuídense”.

¿Cómo se enteró de la muerte de su hijo?

Vino mi hija. Ehm… vino unos vecinos primero tocándome la puerta y llamándome, yo…bueno yo me puse nerviosa porque se me vino a la mente de que mi hijo le había pasado algo porque no había venido para el almuerzo y yo le decía a los vecinos “no, no, no, no voy a salir” y corría, bueno con los nervios corría hacia la puerta, me regresaba, hasta que llegó mi hija y me dijo que tenía que darme una mala noticia, y en ese momento yo le digo que no que no me dijera nada, pero ella me dice “mamá, te lo tengo que decir: que a Víctor José lo mataron” entonces yo le dije “no me eches esa broma, no me digas mentiras, con eso no se juega” y mi hermana… mi hija empezó también a gritar junto conmigo que sí que lo habían matado y después bueno, ella me tuvo que dejar aquí con los vecinos y salir a hacer toda las gestiones hacia Santa Teresa, Ocumare, todo esas cosas para aclarar o ver qué era lo que había pasado, la realidad consigue que en Santa Teresa le dicen que él se llama a René y ella le dice, le aclara que no se llamaba René sino Víctor José. En ese momento uno de los que atienden allí fue que radió la cédula que fue que tuvieron la dignación de tomarle… radiarle la cédula y aparecía también allá que mi hijo era… era que estaba limpio de toda culpa de que no era ningún malandro.

¿Y se ha hecho justicia en este caso?, ¿Ustedes han ido a la fiscalía?

Si, en el día lunes las comunidades tanto de acá de Aragüita 1 donde yo vivo y vivía mi hijo y lo de Las Cumbres salieron conmigo en protesta masiva para que se hiciera justicia, creíamos bueno, que en el momento que eso era ya y bueno, estoy pidiendo justica para mi hijo. Se han hecho todos los trámites pertinentes, no he dejado de ir a la fiscalía, están todas las declaraciones, hay firmas de la comunidad tanto de allá como de aquí en reconocimiento que mi hijo era un muchacho sano… este… he llevado todo, todas las cosas que... que me han pedido, ya el… el… documento que tienen que tener allá, el expediente, está en fiscalía, ya llegó y bueno, me falta un papel que tengo que ir a buscar en Senamec en Caracas para entonces ellos empiezan a llamar a los que estaban en el operativo y empezar a investigarlos para luego, me imagino, que le van a hacer un juicio.

¿Cuándo fue la última vez que usted vio a su hijo?

Lo vi a eso de las… como a las 11 de la mañana que se estaba peinando, estaba vestidito, peinándose y bueno, nos vimos a través del espejo, yo estaba parada detrás de él, y... lo vi, bueno, fue mi último recuerdo de mi hijo vivo, verlo peinándose y dándose en el pelo y en la cara, eso fue la última vez que yo lo vi.

¿Qué le dijo por última vez?

No... Ahí no hablamos porque yo le dije… Bueno, si le dije “yo monté ya el almuerzo” porque yo siempre monto… hago desayuno y monto almuerzo de una vez y yo bueno, sí, yo vengo ahora, pero ese ahora no… no ha sido más nunca, no lo he visto más nunca sino en foto.

¿Cómo era su hijo?

Era un muchacho tranquilo, bueno, dado con todo el mundo, amigo tanto personas jóvenes como personas adultas que bueno, nunca me imaginé que mi hijo tenía tantas amistades adultas y tantas amistades de jóvenes que lo apreciaban, que esto se llenó en el momento del velorio, se llenó según me cuentan porque de verdad que yo no pude ver nada porque mi tristeza era demasiado y sigue siendo demasiado grande, no... Eso, que quisiera verlo.

¿Qué le gustaba hacer a su hijo?

¿Mi hijo? Le gustaba toda clase de deporte, sobre todo la de los caballos, pues mi hijo era jockey, jockey aprendiz y ese era su cosa, su afición que tenía.

¿Cómo era de niño?

¿De niño? Ay… Mi hijo era malcriado porque era muy consentido y a veces uno consiente a los hijos y ellos son después o son tremendos o son malcriados para que le den todo. Aunque no soy persona de darle todo a mis hijos porque soy una persona pobre y no... Nunca le di a mis hijos, a ninguno, nada de marca, nada wow.., su comida bien cuando uno podía pero hasta ahí, bueno, claro… él era malcriado a veces conmigo pero era mi hijo, era mi hijo. Hay gente que me decía, si era en serio, me lo decían riendo “mándalo a trabajar” y yo les decía “no, pero ese es mi hijo, yo tengo dos varones aquí, y para que lo voy a estar amargando, ya ellos verán cuando yo no exista”, porque yo nunca pensé que iba a enterrar a mi hijo, y siempre le contestaba a la gente cuando yo no exista ellos verán, ahí se encarrilan, tienen que salir adelante, no se va a morir de hambre. Y así, pero era un muchacho tranquilo, y bueno, más que todo buena gente, como yo le decía: en la calle eres bueno, demasiado alegre… demasiado alegre y bien con todos.

¿Usted crio sola a sus hijos?

Sí, yo crié sola a mis hijos.

¿Cree que les hizo falta su padre?

Bueno, en cada corazón uno no puede mandar ni en la mente puede leerla. Pero, yo le... di el cariño y todas las cosas, a pesar de que tenía que trabajar hasta no hace mucho que trabajé, este… le daba los paseos, las bromas, nunca le negué nada de su padre, si ellos no lo iban a verlo es era porque bueno, él no se ganó ese derecho, porque siempre les dije: “ese es su papá, conmigo cuenten pero ese es su papá”.

¿Cómo crió a sus hijos?, ¿A qué se dedica usted?

Yo soy administrativo, pero también soy docente. Y bueno, yo pienso que yo crie a mis hijos bien, a pesar de que no estaba él, la voz de hombre verdad, de padre, yo mis hijos le enseñé educación, mis hijos jamás nadie puede decir, ni de los demás, ni de mi muchacho que está muerto hoy en día que le faltó el respeto a nadie. No… mis hijos trataban a la gente de usted, señora, señor, yo le enseñé buena educación y valores y lo malo y lo bueno, se los dije qué era lo malo, qué era lo bueno y por dónde se tenían que meter y si te metías por aquí te iba mal.

¿Qué es lo que más recuerda de él?

¿Qué más recuerdo? Bueno, entre todo, que siempre se paraba detrás de mí cuando estaba cocinando y me decía: “dame primero a mí, que David no se dé cuenta, me das la comida a mi primero que tengo hambre” y bueno, y yo le decía si hijo, pero yo les voy a servir las dos de una vez y voy a decir “fulanito y fulanito” para no tener problema con ninguno de los dos.

¿Cómo hace para llevar esta soledad, esta falta de su hijo?

Oye, quisiera saber le secreto, quisiera saber el secreto porque yo... uno tiene que hacer de tripas corazones y salir adelante porque yo prometí y le prometí a mi hijo y me prometí a mí misma que se va a hacer justicia, que yo voy a hacer, aunque sea el último respiro, pero que él va a queda limpio de todas esas barbaridades que le pusieron los PTJ, que le pusieron armas, hasta un muerto le pusieron encima y yo le prometí eso y lo quiero cumplir.

¿Usted cree que si se hace justicia y se encarcela a los culpables se pudiese aminorar su dolor?

Mi dolor va a seguir... No va a aminorarlo, pero voy hacerle un favor a la sociedad, por lo menos que esos individuos que dicen ser que van a cuidar a las personas, que para mí son unos malandros uniformados, y que van a dejar de matar a inocentes y a culpables pero sobre todo a inocente, que así sea el malandro peor del mundo nadie tiene derecho a matar a otro y tienen sus derechos humanos y en el caso de mi hijo bueno, pudiera llamar que le hicieron ----- que a él le coartaron todos sus derechos, no tuvo derecho a abrir la boca, la abrió y se la cerraron, trató de sacar la cédula y no se la vieron, entonces yo no puedo, no puedo, a mí me viene alguien a decir si a ellos le hacen justicia y yo espero primeramente a Dios que sea así, me vienen a decir que no… Que me olvide de eso, que quite la denuncia y eso, pues yo o lamento, yo lo lamento porque así como estoy yo, habrán miles de madres llorando y llorarán toda la vida porque esto yo puedo estar tranquila ahorita pero nadie sabe cómo yo estoy llorando por dentro y muchas veces lloro por fuera aquí en mi casa, pero lo lloro o en a casa de un vecino, pero lo lloro porque me hace falta mi muchacho. A él no le estorbaba a nadie, ni le hacía nada a nadie.

En las noches, ¿Qué piensa?

Bueno, en las noches... en las noches solamente cerrar los ojos y acordarme de algunas cosas que me decía o recordar su cara, su rostro, ver las fotos porque casi no duermo, Sra. Casi no duermo porque el recuerdo de mi hijo quisiera... yo sé que uno no puede pedir la muerte porque solo Dios es el que tiene que encargarse de eso, pero quisiera estar con mi hijo y lo llamo y grito ”hijo, hijo, por favor quiero verte” y bueno, imposible.

Y si tuviera la posibilidad de verlo, ¿Qué le diría?

Bueno, lo vi en sueño… Yo lo vi en sueño, mi hijo me… Soñé un noche con él y venía saliendo detrás, como del patio y nos abrazamos, cuando yo lo vi nos abrazamos, y él estaba llorando y me dijo que quisiera estar con nosotros y yo le dije: “yo también quisiera que tú estuvieras aquí” y me dijo que no, que “por favor mamá no dejes de hacer, lo estás haciendo bien, sigue adelante, no dejes de hacer lo que estás haciendo, porque yo no soy nada de esas porquerías que me dijeron que yo era y que me pusieron que yo era, mamá por favor ayúdame en eso”.

Sus cosas, sus pertenencias, su cuarto…

Tal cual como está, tal cual como lo dejó, tal cual como está y siempre le digo a mis hijos que si van a hacer algún cambio de sus cosas, todas sus pertenencias están allí, pues cuando yo me muera, cuando yo me muera bueno, que hagan lo que quieran hacer, pero por los momentos se quedan así.

¿Qué aprendizaje le ha dejado esta amarga experiencia?

Bueno. Bastante... Bastante porque yo cuando leía los periódicos y veía a esas madres llorando, sobre todo que salían en las noticias y luego lo que veía en los periódicos… su madre llorando que sus hijos eran inocentes, que no eran ningunos malandros, yo después leía los periódicos y decía: “Bueno, pero por qué esa mamá… claro, mamá al fin, mamá al fin, está tapando a sus hijos”, porque ellos duelen, los hijos duelen y bueno, vivir esta realidad, o una realidad que es como una pesadilla me dio una gran lección: no todo lo que escribe es cierto, ni todo lo que dicen es cierto. Y si tu madre está diciendo y aparecen páginas que dicen que de verdad si tu hijo era sano, bueno créelo que es así, porque ninguna madre… yo si… yo digo algo... si mi hijo hubiese sido eso, yo algún día tenía que esperar esta noticia, ¿verdad?, pero nunca jamás en mi vida me pasó por la mente que mi hijo fuera a morir de esa forma y ser acusado de tantas cochinadas como lo hicieron esa gente, siendo un muchacho sano, jamás me lo creí y no puedo creerlo aún que mi hijo este muerto así de esa forma... Ironías de la vida, ironías de la vida. Mi hijo, un miedoso y morir en manos de unos tipos crueles…

Que lo que están haciendo es qué? asesinos en este país?, ¿Qué es lo que están enseñando?, ¿Cuáles son las perspectivas que tienen? ¿O es que acaso ellos lo hacen por placer? ¿O es que acaso ellos lo hacen en un debido tiempo que están bajo unos efectos? porque esos si son los verdaderos malandros el que mata… no consideraron... llévamelo preso… ¿Por qué no me lo llevaron preso?, ¿Por qué no me le dieron un tiro en una pata? Me lo llevaron preso y yo tuviera… a lo mejor tuviera rasguñando viendo cómo sacaba a mi hijo porque de que salía, salía, porque las leyes me lo iban a hacer sacar porque era inocente, pero ahora no puedo hacer nada porque no lo puedo sacar de una tumba donde ellos me lo mandaron y por eso pido justicia, justicia y estoy haciendo todo lo pertinente para que a mi hijo le hagan justicia.

Entrevistadora: Rosanna Battistelli

Fecha de la entrevista: 12/09/2018

Lugar de la entrevista: Casa del entrevistado. Urbanización Araguita de Ocumare del Tuy, estado Miranda.

Cantidad de audios: 1

Duración de la(s) grabación(es): 22:04

Material relacionadoEn nombre del hijo

Le hacen decir… que diga, pues, que diga, que él era René. “¡Confiesa!, ¡Confiesa que tú eres René!”. No sé con qué intención (…)  Y dice que él es Víctor José

Dora Anseume

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Translate »