Amiga de la familia Torres Cortez

La amiga conoce a la familia desde hace más de diez años. Narra cómo los hermanos Torres Cortez fueron asesinados por las FAES. Pidió no ser identificada, por temor a represalias.

Audio completo y transcripción de la entrevista realizada por Keren Torres Bravo

Nombre del entrevistado: Amiga de la familia Torres Cortez (la fuente solicitó no ser identificada)

Fecha de nacimiento: N/A

Edad al momento de la entrevista: N/A

Género: Femenino

Nivel de educación: Secundaria

Ciudad: El Tocuyo

Municipio: Morán

Estado: Lara

Región: Centroccidental

¿El entrevistado es víctima directa de algún incidente relatado?: Puede ser

Fecha o rango de fechas del incidente mencionado en la entrevista:  25 de enero de 2019

Temas de derechos humanos relacionados: Vida, Participación política

Tipo de violencia (si aplica): Física, psicológica, social, política

Agresor: Organismo policial

Consecuencias de los hechos relatados: Físicas

Transcripción

Primera parte

Porque todo comenzó desde hace dos años, el primer muchacho que ellos asesinaron, que los asesinó funcionarios del Cicpc, el muchacho acababa… ese era un niño que llegaba, por lo menos, que le dijeran, ven límpiame este solar aquí y te doy algo de comer para que lleves para tu familia o te pagamos X verdad, él iba y lo hacía.

Después él se iba a jugar metras con sus amigos.

Un día él viene llegando a su casa, 7, 8 de la noche, él viene entrando abriendo la rejita y viene un carro parecido al que ustedes cargan, y entran unos funcionarios que eran El Bomba y El Nariz, Boris Pérez y Jesús Caro, no me recuerdo el nombre de los otros, lo agarraron y lo montaron en el carro, él agarra la reja y grita “mamáaa, ayúdame”, cuando ella ya sale, ya ellos se lo habían llevado en el carro, todos salieron corriendo para aquí para la sede, le dicen aquí no han traído a nadie, aquí no hay comisión, no han salido comisiones ni nada, cuando van saliendo para la casa otra vez, lo habían asesinado en El Teide, cerca de aquí del Central, ahí lo habían asesinado, le dieron dos disparos en el pecho.

Antes de asesinarlo, el señor Daza, El Bomba y ellos, habían ido a un allanamiento en su casa, porque ese allanamiento lo hacían ahí, cada 10 días, cada 15 días, cada vez que a ellos les provocaba iban a hacer desastre en esa casa. Esos señores le dijeron a la señora Judith, la mamá, que a todos sus hijos se los iban a matar, desde la niña más pequeña que tiene 6 años, que en aquel entonces tenía 4 años. Le dijeron que a todos los iban a matar con tiros en el pecho para que tu sepas que fuimos nosotros. Bueno, eso pasó, con la muerte del muchacho, lo velamos, lo enterramos.

-¿Cómo se llamaba él?

Rubén Torres Cortez

-¿Pero por qué ese ensañamiento con él específicamente, tenía antecedentes, se había metido con algún policía?

No, mire, no te voy a decir que ellos no tenían entradas, pero no eran más por ellos quererlas tener, sino porque ellos llegaban, salían, donde esa casa la señora puede ver cómo viven ellos, de todos ahorita si quieren vamos hasta allá, ellos son muy humildes, ellos la primera vez llegaron pidiendo plata, pero como son de verdad muy humildes no tenían cómo dar plata, entonces le dijeron ya vas a ver, no nos pagaste, ahora vas a tener que estar sacando a tus hijos de la cárcel, bueno pasó eso, se veló al muchacho, lo enterramos, pasaron los dos años.

En un año se pusieron denuncias, fuimos a donde pudimos ir, porque como gente humilde no nos atienden, nos fuimos, una vez llegaron ellas, de verdad que yo no fui, le dijeron ya todos los papeles se perdieron de las denuncias, aquí no hay denuncias de nada, no hay denuncias, se perdieron todos los papeles, eso se quedó así, se hicieron trancas, de verdad que ya, pasó y eso se quedó así, porque los papeles todos se perdieron, no denunciamos más porque no nos prestan la atención que deberían de prestar.

Bueno, después, ahorita dos años, José Alfredo, él trabajaba más que todo en Valencia, por lo mismo, porque ellos cada vez que podían llegaban a su casa, empeñado que ellos querían matarlo. Él llegó ahorita en diciembre, porque dijo que él ya no aguantaba trabajar así, lejos de su familia, que él quería estar aquí, con su familia y como su papá trabajaba aquí en El Central, él es discapacitado ahorita porque le han dado varios ACV y le estaban movilizando los papeles para que él entrara por él, él estaba entre eso, entre los papeles y esas cosas.

El llega y empeñado porque como la situación del país estaba demasiado fuerte, él quería irse a Colombia a trabajar, el 25 él salió con la mamá al banco, a sacar efectivo, porque estaba recolectando el efectivo para poderse ir a Colombia, su hermano Anderson estaba en la casa de abajo, jugando en la Canaima, él estaba jugando ahí, cuando ese niño conseguía la comida de su familia, él se encerraba en la casa de abajo a jugar en la Canaima.

Alfredo acababa de llegar cuando ven que vienen todas las camionetas, ellos dice, la mamá le dice a Alfredo, hijo corre, hijo corre, y sus palabras fueron no mamá, ya yo estoy cansado de tanto correr sin haber hecho nada, después, le gritan a Anderson, pero Anderson pensaba que le estaban echando broma y Anderson no corrió, pero en ese momento, justamente, llegan ellos, entran a la casa, él estaba acostado en el mueble, el mueble que está así en la sala y lo bajan para la casa de abajo, a Anderson lo asesinan al lado derecho de la casa, en una piedrita, donde está el porche, ellos acababan de hacer un porche, lo hicieron justamente para que los velaran ahí (6:10) al lado, lo mataron a Anderson, a Alfredo lo mataron en la parte de atrás, con un disparo en el estómago, según vecinos de allá, ellos quedaron vivos, a Cristian también lo asesinaron en la casa, este, llegaron y bueno los asesinaron y eso.

A la mamá la sacan de la casa, la montan en una de las camionetas negras, antes de matarlos, la sacan y le dicen nos vamos porque tú estás presa y ella se montó y la llevaban vía La Represa, ahí en la bomba ahí la sueltan, y le dicen dale gracias a Dios más bien que te agarramos nosotros, bájate que no te queremos matar.

La bajan, ella se baja de la camioneta, y ella empieza a caminar y se viene, cuando ella llega al Hospital, le dicen que le habían matado a Anderson. Resulta que más a los minutos le dicen que habían matado a su otro hijo José Alfredo. A Anderson y a José Alfredo y habían matado a Cristian, que allá todos lo conocíamos como el Rusito, el Ruso, porque tenía el pelito rojo. El Ruso también lo mataron.

Ellos llegan salen y ella llega y corre ahí al momentico lo traen ahí a la morgue. Lo meten para adentro como si fueran unos animales, como si no fueran sido humanos, los meten ahí, la broma...

Estaba ahí con la gente, porque eso se puso muy lleno. No, el papá lo agarraron también, el papá estaba sentado en el porche, porque el papá tiene la mitad de su cuerpo dormido, a él hay que cargarlo, no en un silla porque ellos no tienen ni siquiera una silla de ruedas cómo movilizar al señor,

Al señor lo montan también en una de las camionetas, pero lo llevan, lo tiran en una casa de los vecinos, de ahí lo agarran y lo llevan para casa de una hermana, ahí lo tienen y eso, después de que lo llevan para la casa de la hermana, bueno. A la señora Judith le dijeron que no se podía acercar a su casa porque sino la iban a sembrar, o la iban a matar. Después, bueno Judith sale para su casa como a las 9:00 8:00 de la noche, se nos va, porque nosotros la teníamos aquí en el Hospital, que no se fuera que no se fuera, porque le podían hacer algo a ella también, porque ellos llegaron, porque ellos desde que llegaron, desde que hicieron eso, se vinieron a salir de la casa a las 11:00 de la noche.

Allá está un tronco grande, allí agarraron amarraron unos alambres, pusieron camisas de Anderson, donde no estaban, los torturaron porque Anderson cuando lo estábamos preparando para ponerlo en la urna, tenía la pierna quebrada, el ruso, Cristian, el cuello quebrado, Alfredo, la cabeza se la abrieron horrible, las piernas, como ellos eran blanquitos, las piernas pero con las marcas aquí, así de los golpes, demasiado, a ellos antes de matarlos los torturaron muy feo, demasiado. Cristian pegaba gritos y decía ayúdame mamá…. El estaba en su casa, unos dicen que él venía llegando , pero ¿cómo él va entrando si venía tanto gobierno?. Bueno lo meten ahí atrás y lo asesinan ahí atrás también.

Segunda parte

Dice, yo ya me voy, porque ya está bueno de que mi familia, yo tengo que ver qué pasa con mi familia, porque no sabíamos donde estaba la niña de 6 años, Judith se nos va y nosotros nos quedamos aquí esperando que retiraran los cuerpos, porque nos decían que allá en la cancha, en la casa, habían dos muertos más y nosotras esperando a ver, porque estábamos asustados porque no sabían a quien más habían asesinado.

Bueno, lo cierto es que se llegaron las 8:00 de la noche, todos llegaron aquí al Hospital y no trajeron más cuerpos. Ellos de ahí pasaron, ellos llegaron, los sacaron de ahí. Llegaron con bombonas, se llevaron de la casa dos pacas de azúcar que le acababan de dar al señor Rómulo por el trabajo del Central, por su estado, le dieron las dos pacas de azúcar, se las llevaron, se llevaron bombonas, quebraron bombillos, se llevaron bombillos, se llevaron puertas, se llevaron ventilador, un aire que tenía el señor, se llevaron las pilas de las computadoras, se llevaron zapatos del niño, del otro niño, del menor, que tiene son zapaticos así abiertos, y eran sus únicos zapatos de salir, se los llevaron. Y menos mal que no estaba él, 14, menos mal que no estaba, porque según, me van a disculpar la palabra, la porquería de alcaldesa que tenemos, también dice que él estuvo en las protestas, que fue uno de los que intentó quemar su casa.

Es una lógica, son personas que no tienen carro, son personas que no tienen moto, tengo testigos como ellos estaban con personas en ese momento. Ellos estaban ahí con las personas que te digo que estaban, después …

Ellos estaban en la casa de la esposa de un primo mío. Reunidos mirando a la gente, como decirte que yo me siente en la orillita de mi casa, en la acera.

Entrevistador: Keren Torres Bravo

Fecha de la entrevista: 28/01/2019

Lugar de la entrevista:  Caserío El Bosque

Cantidad de audios: 2

Duración de la(s) grabación(es): 10:10; 6:08

Material relacionado: http://vocesdeldesamparo.com/

Esos señores (los funcionarios)  le dijeron a la señora Judith, la mamá, que a todos sus hijos se los iban a matar, desde la niña más pequeña que tiene 6 años, que en aquel entonces tenía 4 años. Le dijeron que a todos los iban a matar con tiros en el pecho para que tú sepas que fuimos nosotros. Bueno, eso pasó…

Amiga de la familia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Translate »